“Alitas de pollo de 24 quilates de oro”: una ridícula creación que se burla de la pobreza [VIDEO]

El restaurante “The Ainsworth” se convirtió en escenario de un atípico caso que indignó al mundo. Entre las exquisiteces que ofrece se encuentra las insólitas alitas de pollo cubiertas de oro. ¡Increíble!

Si pensabas que habías visto todo en este mundo, estás muy equivocado. En Estados Unidos, para ser más exactos en la Tercera Avenida de la ciudad de Nueva York, a las afueras del restaurante “The Ainsworth”, reconocido por sus hamburguesas. Muchos transeúntes quedaron boquiabiertos por el insólito producto que en el establecimiento se ofrecía.

Las personas creían que se trataba de un evento privado; sin embargo, lo que jamás imaginaron era que se trataba de la venta de alitas de pollo nada menos que bañadas en oro de 24 quilates. ¡Increíble! Eso nada más se veía en lujosas joyas, pero la creatividad del ser humana a veces resulta un tanto ridícula en insensible.

Se trata de alitas de pollo que son rebosadas en sal durante 12 horas antes de ser fritas, para posteriormente ser bañadas en salsa y cubiertas con el polvo de láminas de oro de 24 quilates. Sin embargo, el costo varía según varios factores como la cantidad de comida que se sirve en un platillo.

PRECIO

El plato menos costoso puede adquirirse por US$90, mientras que el más caro y que incluye una botella de champaña de la marca de Jay-Z, asciende a US$1.000.

En conversación con CNN, el presidente de Paige Hospitality (propietaria de The Ainsworth), Brian Mazza comentó que el extravagante producto nació de la idea de crear algo increíble con un sabor nunca antes probado, “Queríamos crear algo exagerado que nunca se haya hecho antes, y nunca antes has visto o probado algo así”, finalizó.

Una vez difundido las alitas de pollo cubiertas de oro al mundo entero, en las redes sociales se inició una serie de comentarios que criticaron el actuar de la compañía y la falta de consideración hacía las personas que no tienen qué comer, mientras que ellos se burlan de la pobreza.

“Por favor dejen de publicar alitas de pollo de oro, a menos que sea para decir que todos los involucrados fueran arrestados”.

“No hay nada más desolador que ver a niños sufriendo porque no tienen que comer, mientras que acá en América están comiendo alita de pollo de oro”

“Gente adinerada poniendo oro a sus alitas de pollo es la prueba de que la gente rica no son genios innovadores. Son sólo niños de 12 años con dinero que no saben qué hacer con él”.  

Te puede interesar

LO MÁS VISTO