Se suicida una mujer embarazada que estaba luchando contra la bulimia

Acabó con su vida luego de una pelea con su madre. Imogen Evans fue una atleta de Gran Bretaña que renunció al remo debido a su lucha contra el desorden alimenticio.

Imogen Evans era una fanática del deporte y del fitness, pero su búsqueda por “verse bien” la llevó a tener bulimia.

La exremadora vivía junto a su pareja Michael Stokes y estaban extremadamente felices cuando se enteraron de que ella tenía dos meses de embarazo. El día de la muerte, su novio se despidió a eso de las 7 de la noche luego de que Evans decidiera quedarse a trabajar en casa.

TE PUEDE INTERESAR: Cómo ver películas y series ONLINE GRATIS de forma legal y segura

Fue entonces que la atleta habló por teléfono con su madre y terminaron discutiendo. La mamá de Evans recibió un mensaje de texto que decía: “no te preocupes, me iré de la faz de la tierra”. Le escribió por celular, pero no hubo respuesta alguna. Al ir a la casa de su hija, la encontró muerta.

"Era hermosa, talentosa, tenía coraje y era una joven determinada”, declaró la madre de Imogen. “Era una de las mejores remadoras de Reino Unido. Dedicó su vida a este deporte, entrenando incluso hasta tres veces por día”, agregó.

NO TE LO PIERDAS: Esta es la forma correcta de eliminar los parásitos de hortalizas y fresas; la lejía no acaba con ese mal

Bulimia

La batalla constante contra este trastorno la terminó ganando la bulimia e Imogen Evans, de tan solo 28 años, se suicidó. Según informan, cuando se enteró que iba a ser madre estaba muy emocionada, pero aún así eso no evitó que el desorden alimenticio la deprimiera.

Fuentes señalan que sufría estrés y estaba recibiendo asesoramiento en un hospital de Bristol. Para los expertos, la pelea con su madre fue un catalizador de lo ocurrido.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO