Conoce la historia de Katie, la persona más joven en someterse a un trasplante de cara [FOTOS]

Quiso terminar con su vida, pero ahora tiene esperanzas de un mejor futuro.

A los 18 años, a Katie Stubblefield le rompieron el corazón. Su novio terminó con ella y en ese entonces él era lo más importante y valioso que ella creía tener. En un arranque de emociones, una mezcla de desesperanza y locura, tomó el rifle de caza de su hermano Robert y lo llevó al baño. Encerrada en el diminuto espacio, apuntó hacia su mentón y disparó.

 

Pero no murió. Su hermano tumbó la puerta y vio a su hermana sin rostro. La bala destruyó todo a su paso desde la barbilla hasta las cejas. Perdió la boca y la nariz, sus huesos se trituraron, su visión se volvió limitada, pero para sorpresa de todos, su corazón siguió latiendo.

 

 

 

Tres años y 22 operaciones después, Katie se convirtió en la persona más joven en recibir un transplante completo de cara. En total, cuarenta pacientes se han sometido a este procedimiento, pero para los cirujanos Katie ha sido quien ha presentado las heridas más severas hasta la fecha.

 

En la última operación que duró 31 horas, los doctores removieron el rostro del cuerpo de la donante y se lo colocaron a la chica de 21 años. Nueva frente. Nuevos párpados. Nueva nariz. Nueva boca. Nuevos dientes. Nuevos músculos. Nueva mandíbula. Nueva vida.

 

 

 

Para que Katie tuviera una nueva oportunidad, alguien tuvo que perderla. Adrea Schneider murió de una sobredosis. Su abuela, Sandra Bennington, aceptó que la cara de su nieta fuera donada.

 

 

 

Un año después de la exitosa operación, Katie no solo recibió un nuevo rostro sino también una nueva forma de ver la vida.

 

“Detente, respira, reza, sigue respirando y relájate”, es lo que la nueva Katie le recomendaría a la adolescente que fue. Ella quiere tener una vida normal, ir a la universidad y tener una carrera. Ha decido dedicarse a realizar asesoramientos. “Solo deseo ayudar a las personas”, cuenta la es lo que la motiva.

 

“Lo que sea por lo que estés pasando en tu vida es temporal. Ya sea algo relacionado con una relación o amigos, siempre hay alguien con quien puedes hablar”, es su recomendación para todas aquellas personas que están sufriendo de depresión o quieren acabar con sus vidas.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO