Mujer muere aplastada luego de aferrarse a las puertas de una cochera

La madre de 40 años se elevó mientras le preguntaba a su amiga “¿Alguna vez te has aferrado a ella mientras sube?”.

La curiosidad por saber qué ocurría pudo más, pero en esta ocasión tuvo graves consecuencias. Heidi Chalkley es una trabajadora social y madre de 40 años que perdió la vida al ser arrastrada por los rodillos de una puerta automática de estacionamiento. La estructura de metal de un garaje subterráneo en Cambridge, Reino Unido, la atrapó en su mecanismo.

 

Chalkley se encontraba con una amiga a la que le preguntó si alguna vez se había aferrado a la puerta mientras se elevaba. Susan Gilmore fue testigo de cómo la víctima empezó a escupir sangre. Un hombre que vive cerca del lugar trató de jalarla de los pies para liberarla, pero fue demasiado tarde.

 

TE PUEDE INTERESAR: La extraña historia de la mujer que habla inglés por la mañana y alemán por la tarde debido a un golpe

 

 

“Heidi se sostuvo de las persianas. Creí que iba a soltarse, pero ella empezó a entrar en pánico al notar que sus manos estaban atrapadas”, comentó la amiga de Chalkley. El día del suceso, Gilmore fue a llamar al servicio de Emergencias a casa y regresó donde se encontraba su amiga. Además del vecino, dos mujeres se acercaron para tratar de liberar a la víctima.

 

James Spitale escuchó los gritos de desesperación desde su patio. Decidió correr al lugar de donde provenía al distinguir algo relacionado con “una cabeza”. Cuando llegó, vio que la cabeza de la mujer estaba atascada en el mecanismo. Una evaluación póstuma dio a conocer que Chalkley sufrió fracturas en la mandíbula, costillas, espina dorsal y brazos.

 

NO TE LO PIERDAS: Intentó evitar que una pareja discutiera, pero ambos lo atacaron [VIDEO]

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO