Dos niñas intentaron realizar un sangriento ritual satánico [FOTOS]

Tenían diversos cuchillos con los que planeaban “beber la sangre” de sus víctimas.

Dos niñas de 11 y 12 años estaban esperando escondidas en el baño de su escuela en Estados Unidos. Con ellas llevaban una copa de vidrio, la misma que usarían para beber la sangre de sus víctimas. Por suerte, las autoridades de la escuela dieron con ellas, pues su macabro plan estaba por comenzar.

 

Fueron llevadas de inmediato con el director, quien les pidió a las alumnas que vacíen sus bolsillos. Dentro tenían un cuchillo y un afilador. En sus mochilas había tijeras, una cuchilla de carnicero y también un cortador de pizzas.

 

TE PUEDE INTERESAR: Horror por video de convento donde supuestamente aparece un monje fantasma aterra turistas [VIDEO]

 

 

Las menores confesaron que planeaban matar al menos 15 personas. “Estaban esperando en el baño para encontrar niños más pequeños que pudieras ser sus víctimas”, contó el jefe de Policía de Bartow, Joe Hall. “Creo que estas dos pequeñas niñas, las llamaré 'pequeñas niñas' porque solo tienen 11 y 12 años, se sentaron seriamente y planearon hacer daño corporal a otros estudiantes en la escuela”, agregó.

 

La idea nación luego de un fin de semana juntas en el que vieron películas de terror. Intercambiaron varios mensajes de texto luego en los que iban armando el plan. Las “adoradoras de Satán”, como ellas mismas se describieron, habían planificado minuciosamente cada detalle.

 

NO TE LO PIERDAS: Paranormal: 5 características comunes de personas que juran haber sido raptadas por extraterrestres [FOTOS]

 

No solo beberían la sangre de sus víctimas con la copa que habían llevado, también querían comerse los restos de carne de los cadáveres y cuando hayan terminado se iban a suicidar en la entrada del colegio. Creían que si mataban a esos 15 estudiantes se convertirían en peores pecadores, pero además después de suicidarse podrían asegurarse un lugar en el infierno, “para estar cerca de Satanás”, según comentaron los investigadores del caso.

 

Actualmente, las menores están en custodia. El departamento policial de Bartow publicó un comunicado en Facebook en el cual informan que están trabajando con la junta escolar del condado de Polk para asegurar que todos los niños estén seguros.

 

La conspiración fue detenida a tiempo gracias a que la madre de una de las niñas le comentó su preocupación a la institución. La escuela le había comunicado que su hija no había asistido a clase, cuando ella misma la había dejado en el colegio esa misma mañana.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO