Exnovio quiso “dejar su marca” y le arrancó el labio a una estudiante [FOTOS]

Kayla Hayes compartió fotografías de sus heridas luego del brutal mordisco. Imágenes sensibles

Una estudiante de 19 años perdió su labio de un mordisco luego de que su exnovio quisiera “dejarle su marca”. Un año después del ataque, Karla Hayes compartió las fotografías de sus heridas producto del horrorífico incidente.

 

La chica de Carolina del Sur, Estados Unidos, no recuerda mucho de ese día por el shock. En su memoria escucha sus propios gritos de miedo y dolor luego de que su entonces pareja la besara y luego apretara su boca tan fuerte hasta romperla.

 

 

Kayla tendrá las cicatrices de por vida, pero la consuela saber que estará a salvo de su agresor, Seth Aaron Fleury de 23 años, quien se encuentra en la cárcel. Su ex cumple una condena de 12 años luego de declararse culpable por asalto agravado.

 

 

Fleury y Hayes empezaron a salir en 2016 cuando él tenía 21 años y ella 17. Un año después la relación se terminó porque él la trataba como si fuera su propiedad. Unas semanas después de la ruptura, se reencontraron porque él quería “arreglar las cosas” antes de enlistarse en la Marina. Cuando él quiso besarla, ella se negó. Es entonces cuando el agresor se tornó violento.

 

 

No pensé que fuera capaz de eso. Nunca imaginé que me mordería hasta sacarme el labio. Nos encontramos en la calle. Él tenía flores y cartas pidiéndome que volviéramos a estar juntos”, contó Hayes sobre ese día. “Luego de leer las cartas me preguntó si tenía algo que decir y le respondí que no volvería con él. Me grito que me largara, así que lo hice, es entonces cuando me tiró las cosas a la parte trasera de mi cabeza. Cuando llegué al auto me siguió y trató de besarme. Al alejarme, él jaló mi labio con sus dientes y me lo arrancó”, agregó la víctima. No solo le causó esa herida, sino también la tomó del pelo y le golpeó la cara con la puerta antes de que ella pudiera escapar.

 

 

Recibió 300 puntos luego de la cirugía plástica de emergencia. El daño causado la ha dejado con cicatrices de por vida además de estar impedida de mover mucho la boca. El doctor tuvo que cortar sus mejillas para lograr que ambos lados de sus labios se unieran ya que este había sido removido por completo.

 

 

El nuevo novio de la víctima, Blake, la está ayudando a recuperarse. “Me siento muy insegura acerca de mis heridas. Es muy difícil especialmente para una chica tan joven como yo. Una parte de mí murió ese día, por momentos me siento triste de lo ocurrido, pero ahora soy una persona más fuerte”, reflexionó Kayla.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO