Se desmayó al ver a su tío entrar a casa dos meses después del funeral

El hermano de la chica contó que a su hija casi le da un infarto cuando vio a su pariente “muerto” en el hogar.

Aigali Supugaliev de 63 años había desaparecido de su hogar en Tomarly, Kazajistán, el 9 de julio. Su familia lo buscó por todos lados y dos meses después descubrieron cerca de su hogar un cadáver. Temiendo lo peor, contrataron a un grupo de especialistas para analizar si se trataba evidentemente de su pariente.

 

Los exámenes de ADN encontraron un 99.92% de probabilidad que se trataba de Supugaliev. Este es el máximo de probabilidad que un examen de este tipo puede dar.

 

 

 

 

El hermano de Aigali, Esengali, hizo los trámites necesarios. Pidió el certificado de defunción y organizó el funeral para que el resto de los familiares pueda despedirse como correspondía. El difunto fue enterrado durante una ceremonia musulmana en el distrito de Zhuldyz.

 

Saule, sobrina del supuesto fallecido, se encontraba sola en casa cuando de pronto apareció su tío. “Casi colapsa de un ataque cardiaco”, comentó su padre. Aigali Supugaliev había decidido aceptar una oferta laboral que se encontraba lejos de su hogar por cuatro meses. No le tomó importancia informarle sobre esto a sus parientes.

 

 

 

“El análisis de ADN había confirmado que el cadáver era de mi hermano. Creímos en los resultados y llevamos a cabo el funeral y los rituales necesarios”, comentó Esengali según el medio británico Mirror. “Gasté tanto dinero en esto, pero no es acerca de la plata. ¿A quién hemos enterrado? Tal vez sus parientes lo están buscando”, agregó.

 

Planean presentar cargos contra el laboratorio que realizó los exámenes. Este se defiende alegando que hay que recordar el 0.08% restante.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO