Menor murió ahogado al comer 12 uvas por cábala de Año Nuevo

El popular ritual de Año Nuevo se convirtió en la pesadilla de una familia española.

A la medianoche, con cada campanada que anuncia el Año Nuevo, muchas personas realizan la cábala o ritual de comer 12 uvas. Para que los siguientes meses estén llenos de buena suerte y prosperidad se ingiere cada fruta.

Si lo realizan niños muy pequeños puede resultar peligroso, como fue el caso de una familia de padres ecuatorianos que residen en España. El niño de tres años murió durante la madrugada del 1 de enero al ahogarse con una uva.

Hospital Jove

La Policía atendió una emergencia en una casa ubicada en el barrio de El Natahoyo, ubicado en el municipio de Gijón, Asturias. El menor fue trasladado a un hospital cercano según informó la agencia de noticias EFE.

Lamentablemente, a pesar de los esfuerzos por parte del cuerpo médico, el menor no pudo ser resucitado. Había fallecido antes de llegar al hospital informó Infobae.

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello informó en su sitio web sobre los peligros que pueden haber en las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, como también en las comidas familiares y reencuentros.

Uva Año Nuevo

“Son las fechas en las que más atragantamientos se producen, puesto que se ingieren determinados alimentos que, durante el resto del año, no suelen comerse. Los más susceptibles de sufrir una crisis de sofocación son los mayores y, sobre todo, los niños, por su tendencia a llevarse a la boca cualquier objeto o alimento que les llame la atención y porque sus vías respiratorias y tubo digestivo no están completamente desarrollados”, escribieron en su informe. Además dieron a conocer que la aspiración de cuerpos extraños ocupa el cuarto lugar en accidentes infantiles, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO