Intentó matar de hambre a su hijo porque pensó que no era suyo y recibió duro castigo [FOTO]

El ucraniano Aleksandr Molchenko pensó que su hijo de cuatro años no era suyo e intentó matarlo de hambre abandonándolo en una jaula de madera.

Un desquiciado hombre trató de matar de hambre a su propio hijo de cuatro años porque pensó que no era suyo. Aleksandr Molchenko, es el nombre del ucraniano acusado por las autoridades policiales de intento de parricidio.

En un estado calamitoso fue hallado el pequeño Vladik Molchenko que vivió una pesadilla al lado de su padre. Los trabajadores sociales se dirigieron a la ciudad de Novoukraunka, en el centro de Ucrania y pudieron constatar que el niño de cuatro años pesaba solo 15 libras (6.8 Kilogramo).

Padre

Según las autoridades, el niño había estado viviendo en una jaula de madera cubierto con sus propio excremento. Aleksandr Molchenko, se enfrenta a una cadena perpetua luego de que una investigación sacara a relucir que el pequeño estaba deliberadamente muerto de hambre. El portavoz de la oficina del fiscal, Vitaliy Dolug, dijo: “La investigación estableció que el niño no fue alimentado a propósito”, comentó.

¡Insólito! El informe policía constató que el padre Molchenko sospechaba que su esposa Natalia había quedado embarazada de otro hombre después de dar a luz a su tercer hijo. Sin embargo, una prueba de ADN determinó que es completamente falso. “El sospechoso pensó que el niño no era su hijo biológico y trató de matarlo de hambre”, comentaron las autoridades.

Los niños vivían en un ambiente de violencia donde el padre no dudaba en maltratarlos y la madre se mantenía con los brazos cruzados. Natalia, que no hizo nada para alimentar mejor a su pequeño ha sido acusada de complicidad en un intento de asesinato.

Padres

Vladik y sus tres hermanas fueron llevados a un orfanato. Ahora pesa 33 kilos (14 kilogramos), lo que se considera saludable para su edad. La policía tuvo que destruir la puerta de la casa para rescatar al pequeño en agosto del año pasado. Podría haber muerto en cuestión de días, mencionaron los expertos.

La pediatra Ludmyla Lyashenko, que participó en el rescate, dijo: “Encontramos a Vladik en una pequeña jaula de madera hecha a mano, instalada en un rincón de la casa”, “no podía ver la habitación desde su jaula. Estaba cubierto de heces viejas con un enjambre de moscas”, finalizó.

Bebé

Te puede interesar

LO MÁS VISTO