• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

COVID-19: vacuna de Pfizer y BionTech muestra una prometedora eficacia del 90% en la prevención del virus

En un día histórico en medio de la terrible pandemia que azota al mundo, los esfuerzos conjuntos de estas dos farmacéuticas han devuelto la esperanza en la prevención del coronavirus.

El esfuerzo conjunto de Pfizer y BionTech se perfila como potencial solución a la terrible pandemia del COVID-19 que azota al mundo./Fuente: Reuters.

El esfuerzo conjunto de Pfizer y BionTech se perfila como potencial solución a la terrible pandemia del COVID-19 que azota al mundo./Fuente: Reuters.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 09 Nov 2020 | 12:36 h

2020 ha sido, sin duda alguna, un año sumamente despiadado para la humanidad debido a la pandemia del COVID-19 que azota el mundo. Tras aproximadamente nueve meses de la imposición de la cuarentena obligatoria en varios países del planeta, finalmente un halo de esperanza vuelve a ser revelado para todos aquellos que esperan el descubrimiento de una vacuna capaz de prevenir el rápido despliegue del coronavirus entre la población: la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BionTech acaban de anunciar que su vacuna ha obtenido un 90% de efectividad en la prevención de la enfermedad provocada por el virus.

Tal como anunció a través de su cuenta oficial de Twitter, Pfizer, Inc actualizó a la población mundial sobre los esperanzadores resultados de su investigación conjunta con la firma BionTech. “Estamos orgullosos de anunciar que nuestra candidata a vacuna basada en ARNm ha demostrado, en un análisis intermedio, evidencia inicial de eficacia contra COVID-19 en participantes sin evidencia previa de infección por SARS-CoV-2, escribió la farmaceútica en su publicación.

PUEDES VER: TWITTER CONFIRMA QUE DONALD TRUMP SE QUEDARÁ SIN PRIVILEGIOS PRESIDENCIALES TRAS PERDER LAS ELECCIONES

Según indican los expertos en medicina alrededor del planeta, se trata de un gran y prometedor acontecimiento en medio de la carrera entre las compañías farmacéuticas más destacadas de la industria y las potencias mundiales por hallar un elemento capaz de prevenir el contagio del COVID-19 y que además no posea efectos secundarios que puedan resultar nocivos para los seres humanos. En un inicio, se esperaba que este suero sólo tuviera entre un 50% a 75% de efectividad, pero ha logrado ser más efectivo de lo esperado.

Las investigaciones posteriores a este anuncio buscarán confirmar los datos hallados y, si todo marcha viento en popa, se aproxima la distribución de unas 50 millones de dosis de la vacuna. Dado que este elemento requiere ser aplicado dos veces a un paciente, esto significa que el antídoto de Pfizer y BionTech podría ser suministrado a 20 millones de personas antes de que termine 2020. Se calcula que la cantidad de dosis disponibles para el próximo año será de 1,300 millones de ejemplares.

En el comunicado oficial de la firma, Albert Bourla -presidente y director ejecutivo de Pfizer, mostró su emoción y esperanza en los resultados obtenidos. “Este es un gran día para la ciencia y la humanidad”, destacó el ejecutivo de la farmaceútica.

Las pruebas son prometedoras

De momento, Pfizer y BionTech solo han revelado pequeños detalles dispersos sobre los experimentos conducidos después de una revisión formal de primera instancia de la información por parte de un equipo externo. En estos datos, se trató la eficacia provisional desde la tercera fase de la investigación y el 90% de efectividad fue obtenida de un grupo de voluntarios que no presentaban síntomas de contagio por SARS-CoV-2. De continuar este resultado, la capa de protección que propone el suero será similar a las vacunas que reciben los infantes para tratar enfermedades como el Sarampión.

Además, Pfizer indicó que no se encontraron contratiempos de seguridad en los experimentos clínicos. Es decir, no detectaron efectos secundarios en los organismos de los pacientes vacunados. La firma ya se plantea la opción de solicitar una autorización de emergencia a la Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos a finales de noviembre para poder distribuir la vacuna. De los 43,538 participantes en la investigación, 94 casos de COVID-19 fueron confirmados, dividiéndose entre los que fueron suministrados con la vacuna y los que tuvieron inyectado el placebo.

La compañía indicó que la eficacia del 90% fue comprobada tras siete días de la aplicación de la segunda dosis, demostrando que la verdadera protección contra el coronavirus se alcanza a los 28 días de haberse suministrado la primera aplicación. Bourla especificó que se ha dado un paso muy significativo en la lucha contra la pandemia del COVID-19 y, tanto Pfizer como BionTech calificaron al 9 de noviembre como “un día histórico” para la humanidad.

“El avance de resultados de la fase tres provee la evidencia inicial de que nuestra vacuna tiene capacidad para prevenir la COVID-19. Estamos alcanzando ese listón crítico en el programa de desarrollo de nuestra vacuna en un momento en el que el mundo más lo necesita, con un nivel de infecciones récord, los hospitales al borde de estar saturados y las economías que luchan por reabrir sus actividades”, señaló Bourla.

Por supuesto, esto no significa que la batalla haya terminado. Diversos científicos independientes alrededor del globo han expresado a la población que tome cautela con los resultados iniciales obtenidos dado que aún es necesario que su seguridad sea certificada en el largo recorrido que resta. No obstante, estos se mostraron gratamente sorprendidos y, sobre todo, esperanzados sobre lo que puede venir a continuación. Según indica Pfizer, once vacunas ya están en la fase final de ensayos.

Ahora que el terrible virus ha cobrado más de 1,25 millones de vidas en todo el mundo, la posibilidad de que una vacuna capaz de proteger a la población restante de sus terribles efectos contribuye para que las personas sigan protegiéndose a ellas mismas y a sus seres queridos antes de que esta sea distribuida con normalidad en el futuro.