• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Facebook, Twitter y la Casa Blanca trabajan juntos para frenar a los antivacunas en las redes sociales

Reportes indican que la administración de Joe Biden se ha comunicado con las gigantes tecnológicas que manejan plataformas digitales para combatir la desinformación sobre las vacunas del COVID-19.

El presidente Joe Biden colabora directamente con las redes sociales más importantes para ponerle un alto a los movimientos antivacunas que abundan en sus plataformas./Fuente: AFP.

El presidente Joe Biden colabora directamente con las redes sociales más importantes para ponerle un alto a los movimientos antivacunas que abundan en sus plataformas./Fuente: AFP.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 21 Feb 2021 | 13:06 h

El tratamiento de la pandemia del COVID-19 varía enormemente dependiendo de la gestión de cada país. No obstante, prácticamente todos coinciden en que la desinformación que se genera respecto a las vacunas contra el coronavirus es uno de los principales problemas que afectan directamente al proceso de inmunización en diversos territorios. Dado que los mayores difusores de teorías conspirativas y datos engañosos son las redes sociales, nuevas regulaciones se vienen gestando para frenar esta ola de desinformación.

Un reporte de la agencia Reuters indica que la Casa Blanca, actualmente ocupada por la administración del presidente estadounidense Joe Biden, se encuentra trabajando directamente con compañías tecnológicas como Facebook, Twitter y Google para frenar a los antivacunas que difunden información falsa o potencialmente engañosa a través de sus plataformas digitales, influenciando la concepción que tiene la ciudadanía sobre la inmunización contra el SARS-CoV-2.

PUEDES VER: COVID-19: ESSALUD INCENTIVA A LA POBLACIÓN SOBRE EL USO DE MASCARILLA CON WANDAVISION

Ron Kalin, jefe de personal de la gestión Biden, informó que están destinando esfuerzos para colaborar con las principales empresas tecnológicas de Silicon Valley respecto a este tema. “La desinformación que causa vacilación sobre las vacunas será un gran obstáculo para que todos se vacunen y no hay jugadores más importantes en eso que las plataformas de redes sociales”, dijo la fuente que posee conocimientos respecto a los movimientos de la Casa Blanca a Reuters.

El principal objetivo del gobierno estadounidense es que los movimientos antivacunas que se vienen gestando a través del país no se trasladen a las redes sociales, algo que sería incluso más grave debido al poder de llegada que tienen estas plataformas digitales. “La idea es que no comience a ser tendencia en tales plataformas y se convierta en un movimiento más amplio”, dijo la fuente a la agencia en su reporte.

El caso más emblemático de esta ola de desinformación en Estados Unidos fue el que se gestó en el Dodger Stadium en Los Ángeles a inicios de febrero de 2021, donde un gran número de personas se reunió para protestar contra la vacunación que se viene dando en el país. La Casa Blanca quiere desarticular este tipo de eventos y evitar que se gesten en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram.

Tanto Facebook como Twitter señalaron que apoyarían al nuevo presidente electo y a su gestión a combatir la desinformación sobre la COVID-19 y su inmunización cuando asumió el cargo tras la salida de Donald Trump. La compañía de Mark Zuckerberg indicó que “ofrecería cualquier ayuda que pudiese brindar” mientras que la firma dirigida por Jack Dorsey mencionó que su plataforma “está en comunicación regular con la Casa Blanca sobre una serie de cuestiones críticas, incluida la información errónea sobre COVID-19”.