• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Amazon opta por no vender libros que señalan a la identidad LGBTQ+ como "enfermedad mental"

La compañía ha decidido retirar un libro de 2018 que describe a la disforia de género como “una enfermedad grave” de sus plataformas Kindle y Audible.

Amazon ha decidido no vender más libros que califquen a la identidad LGBTQ+ como una enfermedad mental, siendo Cuando Harry se convirtió en Sally el primero de estos./Fuente: Composición.

Amazon ha decidido no vender más libros que califquen a la identidad LGBTQ+ como una enfermedad mental, siendo Cuando Harry se convirtió en Sally el primero de estos./Fuente: Composición.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 14 Mar 2021 | 13:15 h

Amazon, la gigante tecnológica dueña de la plataforma de compra y venta de productos más grande y popular del planeta, ha asestado un duro golpe a los sectores conservadores tanto de Estados Unidos como del resto del mundo. La compañía decidió retirar el libro “Cuando Harry se Convirtió en Sally” del autor Ryan T. Anderson de sus catálogos de Kindle y Audible debido a que esta publicación describe a la identidad LGBTQ+ como una “enfermedad mental”.

Días después de su decisión, políticos del Partido Republicano Estadounidense de estados como Florida, Utah, Missouri e Indiana enviaron una carta dirigida a Jeff Bezos, actual CEO de Amazon, para cuestionar el veto de la obra de Anderson en sus plataformas de distribución de libros, indicando que la medida de Amazon señaló abiertamente a los estadounidenses conservadores que sus puntos de vista no son bienvenidos en sus plataformas”.

PUEDES VER: APPLE FINALMENTE IMPLEMENTARÍA UNA BATERÍA DE MAYOR CAPACIDAD PARA EL IPHONE 13, SEGÚN REPORTE

Debido a esto, la firma emitió una respuesta dirigida directamente a dichos senadores republicanos, mencionando que su decisión se basa en sus propias políticas internas. Amazon ha optado por no vender libros que enmarquen la identidad LGBTQ+ como una enfermedad mental. Nos reservamos el derecho de no vender cierto contenido. Todos los minoristas toman decisiones sobre la selección que eligen ofrecer, al igual que nosotros, dijo Brian Huseman, vicepresidente de políticas públicas de Amazon.

Respecto a la decisión de la empresa, Roger Kimball, editor de la compañía responsable de la publicación del libro Encounter Books, mencionó que “Cuando Harry se Convirtió en Sally” trata una variedad de temas de interés, incluida la identidad de género. “Todos están de acuerdo en que la disforia de género es una condición grave que causa un gran sufrimiento. Amazon está usando su enorme poder para distorsionar el mercado de ideas y está engañando a sus propios clientes en el proceso”, fueron las palabras del publicista.

Además, Ryan T. Anderson, autor de esta controversial obra, también se pronunció respecto al retiro de su escrito de las plataformas más populares para la venta de libros, el cual calificó como una “contribución importante”. “Hay un debate, sin embargo, que Amazon está tratando de cerrar, sobre la mejor manera de tratar a los pacientes que experimentan disforia de género”, dijo el escritor responsable de “Cuando Harry se Convirtió en Sally”.

Para responder a las declaraciones de sus detractores, Amazon recalcó que, “como vendedores de libros, brindamos a nuestros clientes acceso a una variedad de puntos de vista, incluidos los que algunos clientes pueden encontrar objetables. Amazon trabaja arduamente para garantizar que los consumidores tengan una excelente experiencia de compra y acceso a la sección representativa más amplia y diversa de palabra escrita y hablada en el comercio minorista actual”.

No cabe duda de que el retiro del libro de Anderson representa una total pérdida para el autor y su editorial dado que Amazon, con sus plataformas de distribución, lidera la venta de libros en Estados Unidos, con un 53% en la venta física y un 80% en la venta digital. Además, el hecho de que “Cuando Harry se Convirtió en Sally” no se venderá más a través de Kindle y Audible sienta un precedente en el que las publicaciones que traten a la identidad LGBTQ+ como “enfermedad mental” no podrán ser distribuidas por estos canales.