• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

NFT: El formato digital encriptado que está revolucionando la industria del arte con ventas millonarias

Las Non-Fungible Token (token criptográfico) ha remecido los cimientos del arte contemporáneo con una tecnología de cadena de bloques semejante a la de las criptomonedas que permite a los autores ofrecer sus obras sin intermediarios y que ya ha convertido en millonario a más de uno.

Las NFT se han convertido en la nueva tendencia dentro del mundo artístico y ya generan millones de dólares./Fuente: Tec.mx.

Las NFT se han convertido en la nueva tendencia dentro del mundo artístico y ya generan millones de dólares./Fuente: Tec.mx.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 26 Abr 2021 | 11:59 h

Pese a que cada vez aparenta ser menos relevante ante el auge de otros medios, la industria artística no ha dejado de ser uno de los grandes mercados creativos con millones de aficionados alrededor del mundo. No obstante, en la era digital, los autores independientes han pasado por múltiples dificultades para tener la oportunidad de publicar sus obras en un espacio visible que no solo les brinde sustento económico, sino que además funcione como una ventana para darse a conocer.

Es en este contexto que surge un nuevo formato que intenta revolucionar la industria y lo está logrando al poco tiempo de haber aparecido. De una forma similar a lo que supuso Spotify en la industria musical, el NFT (Non-Fungible Token o token criptográfico) pretende hacer lo propio con el arte dado que permite a sus creativos independientes y/o novatos difundir sus obras a grandes audiencias interesadas en su trabajo sin intermediarios.

PUEDES VER: ¿CÓMO INVERTIR EN CRIPTOMONEDAS? APRENDE TODO LO NECESARIO CON ESTE TUTORIAL

Lo que hace este formato es, mediante la tecnología de cadena de bloques o blockchain (la misma que usan las criptomonedas para sus sistemas), crear un registro inalterable de un contenido digital único y original que no puede ser reproducido o copiado sin ser despojado de su firma de autenticidad, un código que cualquier persona en el mundo con acceso a Internet puede consultar para verificar la procedencia de este material.

De este modo, un artista puede registrar su creación, la cual generalmente suele ser un archivo JPG o PNG, como un NFT para subirla a una galería digital en Internet como son Nifty Gateway, Open Sea o Rarible. Desde estas plataformas, los interesados pueden adquirir la pieza mediante su computadora, móvil o tablet con criptomonedas y verificar la autenticidad de la obra y su propiedad. Debido al alto valor que han tomado estas divisas digitales, algunas obras pueden llegar a venderse por miles y hasta millones de dólares.

Si bien el criptoarte proviene de 2017 de la mano de Dapper Labs y sus CryptoKitties -un juego de gatos de colección que marcó un antes y un después en el mundillo del blockchain-, es ahora cuando este formato más oportunidades ofrece a los pequeños creadores de darse a conocer y hasta de generar grandes ingresos por sus obras artísticas. Johann König, comisario artístico y dueño del centro de arte contemporáneo König Galerie en Berlín, dijo a la Agencia EFE que esta tendencia está rompiendo con todo lo establecido y está democratizando la producción artística al no tener que recurrir a intermediarios.

“Imagina, tenemos en nuestra base de datos a 700.000 artistas y solo siete galerías. Entonces, solo el uno por ciento de los creadores puede acceder. Por eso es genial que los artistas ahora se puedan publicar a ellos mismos”, señaló König. Por supuesto, la exposición a una audiencia masiva no es la única ventaja de este formato ya que su principal atractivo para los artistas es el gran poder adquisitivo de sus compradores que puede llegar a sacar de un aprieto a más de uno.

Como ejemplo destacado está el caso del estadounidense Beeple, quien vendió su obra “Everydays: The First 5000 Days” a nada menos que $69 millones en marzo en una subasta de la casa Christie’. “Hay un artista joven, creo que aquí en Alemania, que vivía prácticamente en la indigencia. Pero llegaron los NFT y vendió rápidamente por 200.000 dólares una obra suya. Entonces, esto pasa, es una posibilidad volverte rico por vender una obra de criptoarte”, dijo Annette Doms, historiadora del arte y experta en nuevas tendencias artísticas relacionadas con nuevas tecnologías, a EFE.

Por supuesto, este formato no está exento de su propia cantidad de problemas y es que, si bien el NFT ha ganado popularidad y se ha convertido en tendencia dentro del siempre excéntrico mundo del arte, el tiempo que pueda mantenerse como algo novedoso que llame la atención del coleccionista es aún cuestionable, siendo calificado como una "burbuja que puede estallar en cualquier momento". Además, el hecho de que las piezas se adquieren con criptomonedas y que el formato comparte el mismo sistema tecnológico da muestra del enorme potencial contaminante y el impacto en el medio ambiente que tiene.