• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Cohete chino “fuera de control” regresa a la Tierra por islas Maldivas y se desintegra en el Océano Índico

Tras unos agónicos días de espera, el Long March 5b “fuera de control” de la agencia espacial de China ingresó a la atmósfera terrestre aunque no de la forma que todos esperaban.

Con el reingreso del Long March 5b a la Tierra y su desintegración se termina uno de los momentos más virales y agónicos de la exploración espacial./Fuente: Composición.

Con el reingreso del Long March 5b a la Tierra y su desintegración se termina uno de los momentos más virales y agónicos de la exploración espacial./Fuente: Composición.

  • Redactor: Aweita
  • -

Hace unos días, la agencia espacial de China reportó que un Long March 5b, cohete de 30 metros de altura con el que realizaba pruebas de vuelo para construir su primera estación espacial autónoma llamada Tianhe-1, se descarrió en la órbita terrestre y perdió todo tipo de contacto y control con la nave espacial. Por días, la población mundial estuvo a la expectativa de todo lo relacionado a este particular hecho y, por fin, este volvió a la Tierra.

De acuerdo con lo que mencionó un portavoz del Gobierno chino en la red social Weibo, el controversial cohete reingresó a la atmósfera terrestre por el sur de Asia, en la zona de las islas de las Maldivas, el pasado sábado 8 de mayo a las 02:25 UTC (9:24 P.M., hora Perú). Lo que más destacó de este suceso es que una gran parte del Long March 5b se desintegró durante su descenso y los restos microscópicos restos se hundieron en el Océano Índico.

PUEDES VER: ASTRÓNOMOS LOGRAN CAPTURAR IMAGEN DEL PREOCUPANTE COHETE CHINO FUERA DE CONTROL EN LA ÓRBITA TERRESTRE

Esto se dió a conocer luego de que en las principales redes sociales de Internet se volviera tendencia todo acerca del regreso de esta nave espacial a la Tierra con miles de memes y especulaciones sobre la posible área en la que aterrizaría y/o estrellaría. Evidentemente, la NASA ha demostrado su descontento con lo ocurrido y Bill Nelson, administrador de la agencia espacial estadounidense, publicó un comunicado oficial donde critica la actitud de China respecto a ello.

“Las naciones espaciales deben minimizar los riesgos para las personas y la propiedad en la Tierra de la reentrada de objetos espaciales y maximizar la transparencia con respecto a esas operaciones”, señaló en su la página web oficial de la NASA. Además, el vocero de la agencia espacial estadounidense indicó que China no está cumpliendo con estándares responsables relacionados a sus derechos espaciales, ya que esto es considerado de suma importancia para garantizar la seguridad del espacio aéreo y de la ciudadanía.

Si bien es una fortuna que la situación no haya escalado a mayores, dado que lo más preocupante del asunto era que el Long March 5b o una parte de este se estrellara contra una zona habitada provocando daños materiales y/o pérdidas humanas, es evidente que el resto de países en los que se desarrolla la exploración espacial no se quedarán satisfechos con unas simples disculpas de China y la agencia espacial de esta nación deberá responder dado que su planificación permanece en absoluta confidencialidad.