¿Te niegas a entrar a un baño público así te estés orinando? Conoce el síndrome que padeces

¿Eres de los que no entran a un baño público por nada del mundo? Si tu respuesta es afirmativa, entonces, podrías padecer de un inusual síndrome que puede perjudicar tanto tu salud emocional como física. Conoce de qué se trata. 

Estás fuera de tu casa, llevas varias horas aguantándote las ganas de orinar, y cuando por fin llegas a un lugar en el que hay baño, te niegas rotúndamente a entrar, e, incluso, se te van las ganas solo de pensar en que vas a tener que ingresar a esos servicios higiénicos. Si te ha pasado varias veces, entonces podrías padecer el síndrome de paruresis o “vejiga tímida”. ¿De qué se trata?

Resultado de imagen para gifs nerviosa

De acuerdo con Health, el último Manual Estadístico de Trastornos Mentales incluyó a la paruresis como un trastorno mental dentro de la lista de fobias sociales. A este trastorno también se lo conoce como vejiga tímida y, en concreto, es la “incapacidad para orinar en presencia de otros”.

Según los especialistas, a los que sufren este síndrome les cuesta orinar en un baño público porque los músculos del esfínter se bloquea. Estos músculos son los que controlan el flujo de la orina.

De acuerdo con WebMD, es importante identificar y combatir este síndrome porque puede afectar la vida social y profesional de las personas. Y es que la imposibilidad de orinar en presencia de otros (o al escuchar ruidos, voces, etc.) puede provocar que la persona deje de asistir a eventos para no tener que enfrentar la fobia.

Resultado de imagen para gifs nerviosa

Cabe resaltar que no es un problema del sistema urinario, sino un problema de ansiedad, y para combatirlo hace falta un tratamiento terapéutico.

Así que ya sabes, si crees tener este síndrome, no lo pienses mucho y consulta a un especialista para evitar futuros el aislamiento social o futuros problemas con el sistema urinario.

Resultado de imagen para gifs nerviosa

Te puede interesar

LO MÁS VISTO