¿Por qué dejamos de tener sexo al casarnos?

Se dice que las cosas cambian una vez que contraemos matrimonio, ¿pero por qué ocurre esto y qué podemos hacer para solucionarlo?

Por lo general, cuando una relación es nueva todo es novedoso y las parejas quieren estar juntas todo el rato. Son extremadamente cariñosos el uno con el otro y algunos no dejan la habitación ni para almorzar.

Esta fogosidad va desapareciendo con el tiempo y hay ocasiones en las que después del matrimonio ya no existe. El trabajo o los hijos ocupan la mente de los esposos y la pareja simplemente ‘deja de hacerlo’.

Familia

Compartir las tareas del hogar y el tiempo con los hijos es tan importante como la vida sexual. Lo erótico está acompañado de afecto, sentimiento y amor. No es solo placer sexual a través de los genitales, es un momento íntimo importante entre dos personas que ayuda a reforzar el vínculo.

Si las cosas no están funcionando como antes, lo más importante es charlarlo. La experta en sexualidad y relaciones de pareja, Elizabeth McGrath, no está bien continuar como si nada pasara o acostarnos por sentir la obligación sin obtener satisfacción. Hay que ubicar los problemas emocionales que están interfiriendo en la relación.

Estos son algunos de los problemas más comunes en un relación larga:

No hay conexión

Muchas veces las relaciones no van para más, pero en lugar de terminar las cosas siguen juntos por estar ‘acostumbrados’ a pasar tiempo juntos.

Miedo al embarazo

Es más común de lo que se cree y hasta tiene un nombre: tocofobia. Es el miedo irracional a tener relaciones sexuales porque la mujer por ningún motivo quiere salir embarazada y mucho menos tener un parto. Consideran que sus vidas corren peligro al igual que la del bebé.

Hombres egoístas

En varios casos los hombres no se toman el tiempo de hacer que sus parejas también lleguen al orgasmo. Una vez que ellos están satisfechos se detienen. Es por esto que algunas mujeres pueden decidir dejar de tener relaciones del todo, al fin y al cabo no les causa placer.

Mal sexo

Inseguridad

Los rollos o cualquier otra característica física puede ser un tema sensible y hacer que la persona prefiera no estar desnudo. Por este motivo, es importante que se refuercen seguido el autoestima. Hacerle saber a la persona lo mucho que te gusta es una buena estrategia para que poco a poco gane más confianza en sí mismo.

Monotonía

Hacer las mismas posiciones sexuales una y otra vez se vuelve aburrido. Uno ya sabe qué va a suceder luego y le quita lo divertido a la situación. Es importante innovar con nuevas posturas, que puedes encontrar en el kamasutra, o juguetes sexuales que encontrarán en un sex shop. Hay parejas que deciden incluir a un tercero con tal de reavivar las llamas.

“Las relaciones sin sexo son el problema número uno de los matrimonios, particularmente en parejas mayores de 40 años”, aseguró Ian Kerner, terapeuta sexual, según informó Soy Carmín.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO