• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

¡Feliz 35 aniversario, Super Mario Bros! El legado del título que salvó la industria de los videojuegos

Para celebrar los 35 años de su lanzamiento, elaboramos una lista de curiosidades y datos históricos respecto al clásico videojuego de Nintendo.

Hoy se cumplen 35 años del lanzamiento de Super Mario Bros y así los celebramos. | Fuente: Nintendo.

Hoy se cumplen 35 años del lanzamiento de Super Mario Bros y así los celebramos. | Fuente: Nintendo.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 13 Sep 2020 | 21:03 h

En toda manifestación artística, existen momentos en los que, para bien o para mal, la historia cambia su curso y se forja un nuevo camino. Tal como ocurrió con la literatura, la música, el arte y el cine con sus respectivos representantes, la industria de los videojuegos también tuvo a un título icónico que se convirtió en el abanderado de toda una generación, cimentando las bases de lo que que en la actualidad es uno de los mercados más prolíficos del entretenimiento e impulsandolo en una época adversa.

Super Mario Bros, videojuego lanzado en 1985 para la Family Computer y posteriormente para la Nintendo Entertainment System, es una de las pocas obras que han trascendido al medio y, debido al inmenso éxito con el que contó en su natal Japón y en el resto del mundo, se ha convertido en un ícono cultural reconocido por prácticamente todos, incluso si tiene o no conocimiento sobre la industria de los videojuegos en general.

PUEDES VER: SUPER MARIO BROS: LOS ANUNCIOS CON LOS QUE NINTENDO CELEBRA LOS 35 AÑOS DE LANZAMIENTO DE SU CLÁSICO VIDEOJUEGO

Dado que hoy, 13 de septiembre de 2020, se cumplen 35 años desde la aparición de esta legendaria obra en el mundo, hemos decidido homenajear el legado del videojuego con una lista de datos históricos interesantes respecto al desarrollo del título, así como también detalles que lo convirtieron en punto de referencia para la industria e inspiración para muchos profesionales dedicados a la creación de videojuegos a través de la historia.

La revolución del género de las plataformas 2D

Si bien no fue el primer videojuego de su género, no cabe duda de que Super Mario Bros. se convirtió en el estándar que todos los desarrolladores de títulos de plataformas en dos dimensiones usarían para elaborar sus obras. Lo que Activision inició con Pitfall en 1982, Nintendo lo llevó al siguiente nivel al incorporar físicas de salto y desplazamiento al personaje protagonista, elemento que elevaba el nivel del desafío para el jugador al tener que coordinar su uso de los controles con los obstáculos en pantalla.

La sensación de movimiento en Super Mario Bros. sería un factor clave para que la crítica lo aclamara en reseñas posteriores a su lanzamiento y sería lo que inspiraría a una legión de desarrolladores a crear videojuegos como Mega Man; Castlevania; Adventure Island e incluso a otros títulos de la misma Nintendo como Metroid; Kirby y Kid Icarus. Sin duda, la obra de 1985 fue el detonante para la revolución de las plataformas en 2D y la producción de otros exponentes del género.

Mario, un ícono de la cultura popular

Super Mario Bros. también fue el responsable de llevar al estrellato a su protagonista. Pese a que la primera aparición del personaje no fue en este videojuego, dado que la figura ya había salido en el seminal Donkey Kong de 1981 y en Mario Bros de 1983, diversos analistas de la industria atribuyen al videojuego de 1985 como el punto de quiebre en la carrera del héroe del Reino Champiñón: Super Mario se ganó el cariño de legiones de niños y jóvenes, llegando a rivalizar con personajes de la talla de Mickey Mouse o Hello Kitty.

Antes de Super Mario Bros., muy pocos videojuegos podían jactarse de tener una figura protagónica fácilmente reconocible (Pac-Man es ejemplo de ello), pero fue gracias a este título que la importancia de un personaje principal controlado por el jugador detrás del mando se convirtió en algo primordial para el desarrollo de una trama en la obra. Tras el lanzamiento del videojuego en 1985, no tardarían en aparecer nombres que, a día de hoy, legiones de jugadores aún recuerdan con especial cariño como Mega-Man, Simon Belmont de Castlevania, Samus Aran de Metroid y la dupla Ryu/Ken de Street Fighter.

El cerebro detrás del éxito

El japonés Shigeru Miyamoto fue el responsable de crear algunas de las franquicias más importantes de la mítica Nintendo como Donkey Kong y The Legend of Zelda. No obstante, los entusiastas de los videojuegos coinciden en que fue el desarrollo de Super Mario Bros. el que no solo consolidó la carrera del diseñador, sino también el cambió la vida por completo. Entrevistas realizadas a través de los años han revelado que Miyamoto nunca imaginó desarrollar videojuegos dado que siempre quiso ser un artista de manga. Incluso en Nintendo, el japonés comenzó inventando juguetes cuando la compañía se encontraba explorando este rubro antes de virar hacia la electrónica.

El llamado “Spielberg de los videojuegos”, en referencia al reconocido cineasta, es una de las personas más respetadas del medio gracias a su increíble capacidad creativa y la facultad de reinventar las fórmulas de sus atesoradas franquicias constantemente a través del tiempo. Además, el Mundo 1-1, el primer nivel de Super Mario Bros., se ha convertido en una especie de guía para el desarrollo de videojuegos. Una idea que proviene de la mente creativa de Miyamoto y su equipo.

El récord mundial

Siendo un videojuego de 1985, Super Mario Bros. también tenía la particularidad de no ser excesivamente largo al igual que sus congéneres y, si un jugador conocía los secretos del título y tenía destreza en el control, podía terminarlo en un promedio de 30 a 60 minutos. Sin embargo, entre la comunidad de speedrunners, usuarios que se dedican a completar videojuegos en el menor tiempo posible, un jugador ostenta el récord mundial en este apartado.

Super Mario Bros. es uno de los videojuegos con una sólida comunidad de jugadores haciendo speedrun y, si bien esta forma de jugar se popularizó con el lanzamiento de Super Metroid y otros títulos de Super Nintendo, lo cierto es que existen muchos usuarios tratando de optimizar el tiempo que les toma terminarlo. Según speedrun.com, el récord mundial le pertenece a Kosmic, quien logró terminar el juego en 4 minutos, 55 segundos y 64 milisegundos. Toda una proeza.