• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Capcom obligó a sus empleados a trabajar presencialmente durante la pandemia, según reporte

El portal Business Journal indicó que la compañía desarrolladora de videojuegos no permitió a sus trabajadores realizar sus actividades desde casa tras el ciberataque que sufrió en el que se terminó filtrando información privada de su planilla laboral y de sus clientes.

Capcom ha recibido críticas por obligar a sus trabajadores a asistir a sus oficinas en pleno estado de emergencia por el COVID-19./Fuente: Composición.

Capcom ha recibido críticas por obligar a sus trabajadores a asistir a sus oficinas en pleno estado de emergencia por el COVID-19./Fuente: Composición.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 11 Mar 2021 | 11:51 h

Capcom, prestigiosa desarrolladora de videojuegos gestora de franquicias como Street Fighter, Devil May Cry, Mega-Man y Resident Evil, se encuentra en una posición comprometedora debido a la publicación de un artículo en el que se expresa que obligó a sus empleados a trabajar presencialmente en sus oficinas durante la pandemia del COVID-19 pese al estado de emergencia que declaró el Primer Ministro japonés Yoshihide Suga en una serie de prefecturas incluyendo Osaka, donde se encuentran los cuarteles generales de la firma, a inicios de enero.

El portal japonés Business Journal reportó esta historia declarando que la compañía “forzó obligó a los empleados" a ir a trabajar pese a que las autoridades del país solicitaron a las corporaciones la limitación de personal en oficinas y que, en su lugar, se realicen las labores desde casa. El informe denuncia las "condiciones reales" de los desarrolladores de videojuegos en la empresa y, más específicamente, durante este periodo en concreto.

PUEDES VER: SE ESPERA BRUTALIDAD PURA Y DURA: PELÍCULA DE MORTAL KOMBAT RECIBE OFICIALMENTE LA CATEGORÍA R

Además, el informe añade que, aunque las denuncias no suponen una violación de la Ley de Normas Laborales de Japón, sí expone prácticas cuestionables dentro de la industria japonesa del videojuego. Respecto a la razón por la que Capcom se mostró tan reacio a permitir el teletrabajo en su planilla laboral, se menciona el incidente del pasado noviembre de 2020, en el que la compañía sufrió un ciberataque donde se robaron 1TB de información de los empleados y clientes.

Según lo que explica Business Journal, la firma no aseguró el uso de una red externa para que sus empleados trabajaran a la distancia, incluso con problemas de seguridad en el uso de VPN de por medio, por lo que está desistió por completo con el teletrabajo y optó por hacer que el personal regrese a las oficinas para continuar con sus actividades. "Estamos abandonando la red remota por el momento, y se ha decidido que no hay más remedio que venir a trabajar", fue lo que mencionaba un correo corporativo enviado a los empleados que no fue de mucha ayuda para mermar la ansiedad y malestar en la compañía.

Pese a que Capcom respondió estas acusaciones mencionando que toma en consideración la salud y seguridad de su personal con el uso obligatorio de mascarillas y la imposición del distanciamiento social además de la comprobación de la temperatura de los trabajadores al ingresar al edificio, Business Journal señaló que podrían existir graves problemas de cultura corporativa como la falta de flexibilidad en el horario de trabajo dependiendo del puesto que ocupe el empleado en cuestión.

Respecto a esto, Capcom se defendió diciendo que sigue la legislación correspondiente y escucha a sus empleados, creando un entorno que respeta sus derechos, pero no pudo confirmar la creación de un sindicato de trabajadores o la asociación a uno, algo que justamente Business Journal denuncia que la compañía no permite.

Los ciberataques se han convertido en el principal dolor de cabeza para las compañías desarrolladoras en la industria del videojuego durante la pandemia del COVID-19 dado que la manipulación de información confidencial es prácticamente obligatorio para todos los empleados que trabajan en el área corporativa de dichas firmas. No obstante, otras empresas japonesas de la industria como Nintendo, Sony Japan y Square-Enix sí han permitido que sus empleados trabajen desde sus hogares para evitar contagios.