• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Ikumi Nakamura, exdirectora de GhostWire: Tokyo, funda su propio estudio desarrollador de videojuegos

La popular desarrolladora de videojuegos que brilló en el E3 2019 quiere reunir a creativos de todas partes del mundo para trabajar en un proyecto de humor negro. Además, reveló las razones por las que dejó Tango Gameworks.

Ikumi Nakamura se convirtió en una de las desarrolladoras más populares del medio por su presentación en el E3 2019./Fuente: E3.

Ikumi Nakamura se convirtió en una de las desarrolladoras más populares del medio por su presentación en el E3 2019./Fuente: E3.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 24 Mar 2021 | 18:44 h

En la industria de los videojuegos, existen ciertos talentos que han conseguido destacar no solo por su trabajo, sino también por su carisma y presencia escénica en los eventos más importantes de este medio. Personas tales como Hideo Kojima, Gabe Newell y Neil Druckmann se han convertido en los rostros visibles de sus respectivos estudios y compañías, pero, en los últimos años, un nombre se destacó de entre todos gracias a su simpática presentación en el E3 2019: Ikumi Nakamura.

La desarrolladora japonesa saltó a la fama por haber participado en la dirección artística de obras destacadas como Bayonetta y Okami. Sin embargo, fue GhostWire: Tokyo, su más reciente proyecto, el que la elevó a un nuevo estatus debido a la escala del videojuego y a que Shinji Mikami, fundador de Tango Gameworks y creador de Resident Evil en Capcom, la nombró como la digna sucesora de su legado. No obstante, los entusiastas del medio se sorprendieron cuando Nakamura anunció que se retiraba del estudio.

PUEDES VER: NINTENDO SWITCH “PRO” SERÍA POTENCIADA CON EL DLSS DE NVIDIA PARA PODER ALCANZAR LA RESOLUCIÓN 4K

Tras permanecer por un largo tiempo en el anonimato, la creativa ha aparecido para anunciar la fundación de su propio estudio desarrollador de videojuegos. Sin embargo, este aún se encuentra en un estado temprano e incluso todavía no posee un nombre. Tuve la oportunidad de viajar y aprender lo que hace un buen entorno de trabajo. Decidí usar esa experiencia para abrir mi pequeño estudio y construir mi licencia”, mencionó Nakamura en un video publicado por el canal "Cutscenes"en YouTube.

La creativa también mencionó que le gustaría contar con un equipo de trabajo internacional pese a que se encuentra en Japón y, si bien la barrera del lenguaje puede ser un pequeño impedimento, lo que desea es tener contacto con gente que tenga curiosidad por aprender y entender otras culturas. “Si puedo formar este tipo de equipo para trabajar en un nuevo juego, creo que podré dar algo nuevo a los jugadores, esta es la dirección que quiero tomar para mi estudio, dijo la desarrolladora.

Entre otros detalles respecto a sus aspiraciones para su nuevo estudio desarrollador, Nakamura espera tomar más responsabilidad en los proyectos como directora creativa a comparación de sus contribuciones pasadas y quiere tener una plantilla con igualdad de género. Además, sobre los videojuegos que quiere desarrollar a futuro, destacó que le gustaría intentar suerte con uno cargado de humor negro, lo cual dista mucho de sus trabajos pasados.

Cuando habló sobre las razones por las que decidió abandonar Tango Gameworks luego de su gran impacto mediático gracias a su presentación en el E3 2019, Nakamura mencionó que lo hizo por temor a caer enferma debido al estrés y la presión que comenzó a sentir durante el desarrollo de GhostWire: Tokyo, mencionando que no tenía sentido trabajar en el título si se sentía en ese estado. “Tomé la decisión de marcharme antes de que fuera demasiado tarde”, dijo la desarrolladora en el video, recordando que algunos empleados eran tan apasionados que incluso dormían bajo sus despachos en Capcom para terminar los videojuegos.

No obstante, en Tango Gameworks, las cosas no funcionaban de forma similar, ya que la presión por el trabajo tenía un impacto negativo en su salud. Incluso si ahora está fuera del estudio, Nakamura aún considera a Ghostwire: Tokyo como “su hijo”, aunque reconoce que “uno no puede hacer videojuegos si no está saludable”.