• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Grape-kun, el pingüino peruano que se enamoró de una chica anime, cumple 3 años de fallecido

La historia agridulce del pingüino de Humboldt que fue abandonado por su pareja y encontró el amor nuevamente aún es recordada en la actualidad.

Grape-kun fue un pingüino de Humboldt que se convirtió en una celebridad de Internet por haberse enamorado de una figura de cartón de Hululu, personaje de Kemono Friends. /Fuente: AminoApps.

Grape-kun fue un pingüino de Humboldt que se convirtió en una celebridad de Internet por haberse enamorado de una figura de cartón de Hululu, personaje de Kemono Friends. /Fuente: AminoApps.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 12 Oct 2020 | 13:47 h

Internet ha permitido que sus usuarios conozcan infinidad de pintorescos personajes ubicados alrededor del mundo. Algunas de las experiencias que se comparten a través de la “red de redes” son tan impresionantes que las personas constantemente se preguntan si realmente sucedieron, pero que, tras ser confirmadas, demuestran que la realidad tiene la facultad de superar a la ficción. La historia de Grape-kun es, probablemente, una de las más increíbles y hoy se cumplen 3 años de su triste partida de este mundo.

Pero ¿quién fue Grape-kun y por qué se le recuerda incluso hoy en día? Pues, en vida, Grape-kun fue un pingüino de Humboldt que se viralizó a través de las redes sociales debido a que se enamoró de Hululu, un personaje femenino del anime Kemono Friends. Detrás de este suceso que puede resultar bizarro para muchas personas, se oculta una conmovedora historia de superación que pocos podrían asociar con un animal.

PUEDES VER: 'AMIGA ¿ES TU FLACO? LIMA': EL GRUPO DE FACEBOOK QUE CAUSA CONMOCIÓN ENTRE LOS USUARIOS

A sus 20 años, Grape-kun sufrió una decepción amorosa que lo alejó de su grupo en un zoológico ubicado en la prefectura de Saitama, al sureste de Japón. Midori, pingüino hembra que fue su pareja por prácticamente la mitad de su vida, lo abandonó por un espécimen más joven. El protagonista de nuestra historia comenzó a preocupar a sus cuidadores dado su radical cambio de ánimo, quien se aisló del resto de su grupo a raíz de su ruptura.

Eventualmente, el zoológico hizo una colaboración con la franquicia Kemono Friends y colocaron letreros y avisos por todo los ambientes del recinto para celebrarlo. Es así como una Hululu de cartón dio a parar en el hábitat de Grape-kun y cambió su vida. Según las declaraciones de los encargados del zoológico, el ánimo del pingüino mejoró y empezó a cortejar a la figura como clara señal de haberse enamorado nuevamente.

Cuando terminó la colaboración entre el zoológico y Kemono Friends, toda la publicidad fue retirada, incluyendo a la Hululu de cartón. Sin embargo, al ver que Grape-kun volvió a empeorar repentinamente, decidieron dejar la figura en su hábitat hasta el final de sus días: el 12 de octubre de 2017, el pingüino partió de este mundo por causa de una enfermedad, pero logró volver a amar antes de morir, un suceso que conmovió a Japón y al mundo entero cuando la noticia cruzó las fronteras del país.

Pese a lo surreal que pueda resultar este hecho, lo cierto es que la historia de Grape-kun será recordada por la eternidad, no solo por lo curioso que pueda resultar que un pingüino se enamore de una “waifu” de cartón; sino porque nos demuestra que, incluso si estamos pasando por un momento turbulento en nuestras vidas a raíz de un evento traumático, siempre podremos reponernos y continuar hacia adelante. Sin duda, una bella anécdota que será atesorada por generaciones.

Descansa en paz, Grape-kun. Donde quiera que estés, estamos seguros que te encuentras disfrutando en compañía de tu verdadero amor.