• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

YouTuber ruso que provocó la muerte de su novia y la transmitió en vivo es puesto en prisión

Stas Reshétnikov, conocido como “Reeflay” en la plataforma de videos, maltrataba constantemente a su novia durante sus transmisiones en vivo para cumplir con los retos impuestos por sus seguidores.

Reeflay, youtuber ruso, ha recibido prisión preventiva por haber provocado la muerte de su novia y transmitirlo en directo./Fuente: YouTube.

Reeflay, youtuber ruso, ha recibido prisión preventiva por haber provocado la muerte de su novia y transmitirlo en directo./Fuente: YouTube.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 06 Dic 2020 | 15:31 h

La justicia comienza a actuar en contra del desquiciado influencer que ha indignado a todo el mundo en redes sociales. Stas Reshétnikov, YouTuber ruso que provocó la muerte de su pareja Valentina Grigórieva y la transmitió en directo, ha sido puesto bajo prisión preventiva por un tribunal de Moscú. “Reeflay”, nombre con el que es conocido en la plataforma de videos de Google, es acusado de haber dejado a su novia, quien solo llevaba ropa interior, expuesta al inmisericorde frío de la capital rusa por varias horas tras encerrarla en el balcón de su vivienda.

El juzgado del distrito de Ramenski, Moscú, indicó que el desalmado hombre acusado de haber causado graves daños a la salud de Grigórieva resultando en su fallecimiento ya ha sido arrestado por orden del tribunal, tras satisfacer la respectiva solicitud de la fiscalía. Pese a que durante los interrogatorios, el YouTuber negó tener culpa alguna en la muerte de su pareja sentimental, las imágenes de su transmisión en vivo que ya circulan por Internet se han encargado de desmentir su versión.

PUEDES VER: “EL FEDEWOLF”, CANAL SECUNDARIO DE FEDELOBO EN YOUTUBE, ES HACKEADO POR COMPAÑÍA DE CRIPTOMONEDAS

Tal como reportan medios locales e internacionales, durante la madrugada entre el 1 y 2 de diciembre, Reshétnikov habría sostenido una fuerte discusión con su pareja. Grigórieva comenzó a sentirse mal y presentó problemas estomacales por lo que, tal como confesó, el YouTuber terminó por echarla al balcón para que “la casa no apestara”. Según lo que menciona el canal de televisión Baza, la mujer habría pedido auxilio para que la dejara pasar ya que tenía mucho frío (fue expuesta al clima de Moscú durante la madrugada llevando solo ropa interior), pero “Reeflay”, quien presuntamente se encontraba bajo efecto de las drogas, nunca abrió la puerta.

Horas después, el bloguero finalmente decidió dejarla pasar a la vivienda, solo para encontrarla inconsciente. Gracias a las imágenes de la transmisión, se puede apreciar como Reshétnikov arrastra del brazo al cuerpo de la mujer y, una vez dentro de la casa, comienza a moverlo para confirmar su situación. "Valia (diminutivo de Valentina), ¿estás bien?, ¿qué te pasa?, estoy preocupado", fue lo que le se pudo oír que le dijo en el directo.

El hombre dejó el cuerpo de Grigórieva sobre el sofá, lo cubrió con una manta y llamó a los paramédicos sin dejar de transmitir en ningún momento. Cuando llegaron, éstos sólo pudieron constatar el deceso de la joven de 27 años. Dado que también se halló evidencia de drogas en la sangre de la víctima, presuntamente anfetaminas, el YouTuber mencionó en el interrogatorio que su pareja murió por sobredosis, pero los peritos hallaron “lesión craneocerebral cerrada, múltiples contusiones, hematoma subdural, que se formó como consecuencia de al menos tres impactos en la cara” en el cuerpo de Grigórieva.

Posterior al arresto de “Reeflay”, se dio a conocer la tormentosa relación que este y su pareja mantenían. Según lo que informaron medios locales como BBC Rusia o RBC, el YouTuber sometía a abusos constantes a su pareja, algunos de estos por retos impuestos por sus seguidores a cambio de dinero. Algunas de las atrocidades que Reshétnikov le hizo a su pareja fue romperle platos en la cabeza, propinarle golpizas y hasta rociar gas pimienta en su rostro. Lo triste del asunto es que algunos de estos avergonzantes abusos fueron consentidos por la mujer.

Se especuló que Grigórieva estaba embarazada ya que mostró su barriga en una transmisión pasada y mencionó que “quería quedarse con la niña”. Sin embargo, el reporte policial terminó por desmentir esta versión. El YouTuber permanecerá en prisión mientras continúan las investigaciones del caso.