• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

“El Fedewolf”, canal secundario de Fedelobo en YouTube, es hackeado por compañía de criptomonedas

Federico Díaz, popular YouTuber mexicano que saltó a la fama al ser parte de Werevertumorro Crew, ha solicitado ayuda directa a la plataforma para recuperar su canal.

Federico Díaz, más conocido como Fedelobo en YouTube, informó que su canal secundario El Fedewolf fue hackeado y no puede ingresar a él./Fuente: YouTube/Fedelobo.

Federico Díaz, más conocido como Fedelobo en YouTube, informó que su canal secundario El Fedewolf fue hackeado y no puede ingresar a él./Fuente: YouTube/Fedelobo.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 06 Dic 2020 | 13:17 h

Los bots hackers de compañías de criptomonedas que secuestran las cuentas de las personas en distintas plataformas de Internet han vuelto a cobrar una nueva víctima. Federico Díaz, popular YouTuber mexicano conocido como “Fedelobo” que saltó a la fama al formar parte del Werevertumorro Crew, ha denunciado que su canal secundario de YouTube “El Fedewolf” ha sido hackeado y le han quitado toda posibilidad de acceso a él.

Tal como indicó el influencer especializado en la industria de los videojuegos a través de Twitter, se le fue despojado del canal secundario dedicado a hacer resúmenes de películas y series. “Amigos, me hackearon el canal del Fedewolf, estamos en proceso para ver qué se puede hacer. Mientras tanto, les sugiero que no entren al canal y sobre todo, no le den click a los links de los streams, videos que están en ese canal por ahora.”, dijo el YouTuber

PUEDES VER: KRATOS LLEGA A FORTNITE Y YA HAY JUGADORES ENOJADOS QUEJÁNDOSE POR LAS POSES Y BAILES DEL PERSONAJE

Como bien hizo notar, “Fedelobo” ya ha solicitado ayuda al YouTube Team a través de Twitter para hallar un modo de recuperar su canal, que fue tomado por una compañía de criptomonedas llamada “Gemini Exchange”, tal como reza ahora el nombre de la cuenta en la plataforma. Los ilegítimos nuevos dueños del canal se atrevieron a retransmitir una presentación en vivo por medio de este el pasado sábado en el que dos de sus figuras conversaban sobre el mercado de las criptodivisas como Bitcoin y similares.

Cabe resaltar que no es la primera vez que sucede este tipo de robo de cuentas en la plataforma de videos de Google o hasta en otras redes de Internet. En julio del presente año, se reportó un hackeo masivo a múltiples cuentas de celebridades en Twitter. Estos ciberdelincuentes se apoderaron de los usuarios de figuras como Elon Musk, Barack Obama, Bill Gates, Jeff Bezos y Joe Biden para estafar a sus seguidores con millones de dólares. Las personas fueron engañadas con la excusa de que lo recaudado por la campaña beneficiaría a los damnificados por la pandemia del COVID-19.

Es un hecho de que cada vez más compañías dedicadas a las criptodivisas utilizan métodos inescrupulosos para obtener publicidad gratuita con gran alcance a través de Internet, vulnerando la seguridad de cuentas en distintas redes como Twitter, Facebook, Instagram y YouTube. Lo preocupante del asunto es que ya existieron casos en el pasado en los que los dueños de los canales no pudieron recuperarlos. Sin embargo, quizás el hecho de que “Fedelobo” cuenta con 5,8 millones de suscriptores y su canal secundario “El Fedewolf” tenga más de 3 millones sea motivo suficiente para que la plataforma de Google decida tomar pronta acción en el caso.

¿Cómo es que se producen estos casos de hackeo?

Pues, en la mayoría de casos ocurre por phishing, un método en el cual los ciberdelincuentes se hacen pasar por una entidad de confianza (bancos, empresas o hasta personas cercanas a la víctima) para manipular las acciones del usuario. Un ejemplo de esto es el envío de un correo con enlaces fraudulentos que buscan asemejarse a los de un banco para que el afectado ingrese sus datos personales y, así, puedan apoderarse de su cuenta.

Otros métodos incluyen el uso de keyloggers, programas que se instalan en el celular o computadora cuyo fin es registrar las pulsaciones que el usuario realiza en el teclado y luego reproducir la información ingresada en un archivo de texto que es enviado a los dueños del software. De este modo, los ciberdelincuentes pueden conocer lo que el usuario ingresa a través de su teclado, incluyendo las contraseñas de sus cuentas personales.

Para protegerse, es importante contar con un Antivirus funcional y correctamente actualizado que sea capaz de detectar estas anomalías en nuestros equipos y, además, ser minuciosos al momento de abrir un enlace de dudosa procedencia en nuestros navegadores.