“Templo satánico” pone en jaque a Netflix y los acusa de plagio por demoniaca estatua

Según la organización, la nueva serie El mundo oculto de Sabrina copió el diseño de un monumento a una deidad demoniaca.

El grupo satánico anunció que tomará acciones legales contra Netflix por infringir los derechos de autor. En la serie Chilling Adventures of Sabrina o El mundo oculto de Sabrina aparece un monumento de Bafometo, una deidad representada por una imagen antropomórfica de un macho cabrío que contiene elementos asociados al cristianismo de la época medieval. Bafometo era el encargado en el purgatorio de los siete infiernos y de los distintos demonios asociados a los pecado capitales.

 

La organización religiosa y política llamada El Templo Satánico con base en Salem, Massachusetts, considera que el monumento que aparece en la serie es idéntico al que ellos mismos diseñaron y consideran que la serie se apropió de su propiedad intelectual.

 

 

 

“Sí, vamos a tomar acciones legales en relación a El mundo oculto de Sabrina apropiándose del diseño de nuestro monumento con derechos de autor”, escribió el cofundador del grupo, Lucien Greaves, en su cuenta de Twitter junto a varias imágenes comparando ambas estatuas.

 

Las declaraciones de Greaves crearon gran controversia. Muchos usuarios le comentaron que la imagen de Bafometo tiene siglos de antigüedad y ha sido adaptada varias veces. Otros en cambio adoptaron la postura de la organización ya que ambas estatuas tienen un pecho pronunciado y hay niños alrededor de la deidad demoniaca haciendo que se vea casi idéntico.

 

 

 

 

El cofundador también reclamó que la serie hace ver a los satanistas como si fueran parte de un culto caníbal y eso hace que se siga perpetuando la idea errónea de que ellos adoran al diablo. Describió la representación de la religión como “ficción de pánico” en la serie de Netflix.

 

“El show decidió usar nuestro ícono central, exactamente como lo diseñamos, como el ícono central de su historia de humanos malvados realizando sacrificios en un culto satánico. Me asombra que haya gente confundida sobre por qué buscamos tomar medidas legales sobre Sabrina usando nuestro monumento. ¿Serían tan comprensivos con un programa de ficción que usa una mezquita real como el cuartel general de una célula terrorista? ¿Un cuento ficticio de Blood Libel que implica a judíos del mundo real”, respondió Greaves en su cuenta de Twitter.

 

El templo utiliza la estatua para protestar contra la invasión de la religión en el estado, lo cual está protegido por la Primera Enmienda de los Estados Unidos.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO