¿Por qué las parejas se besan menos con los años? Consejos para revivir el hábito

La rutina y los años pueden atacar a una relación sin que se den cuenta. Por ello, es importante prestar atención a esos pequeños detalles, como la disminución de la frecuencia del beso, que pueden ser signos de alerta.

Uno de los desafíos de las parejas que llevan varios años de relación es mantener la “llama” del amor viva y estar atentos de no caer en la temida rutina, porque sin que ambos se den cuenta podrían estar disminuyendo ciertos detalles, como la frecuencia de los besos.

Según una encuesta realizada por la Fundación Británica del Corazón, el 18% de las personas casadas puede estar hasta una semana entera sin besar a su pareja, mientras que el 40%, besa solo durante cinco segundos o menos. Pero, ¿por qué desaparecen los besos con el tiempo?

La respuesta estaría en que la mayoría de personas asocian los beso, sobre todo con lengua, como el punto de partida de un encuentro íntimo y hay momentos en los que las parejas no tienen ganas de iniciar una relación sexual, por lo que evitan la caricia, dando como resultado que disminuya y hasta se pierda con el paso de los años.

Otro motivo sería que algunas parejas esperan a que llegue el “momento indicado” de pasión y excitación para dar inicio al beso. Sin embargo, este momento no llega o no ocurre de forma tan espontánea, lo cual conlleva a que dejen pasar el momento.

En este caso, la pareja ingnora el hecho de que, en una relación más duradera, el beso es el que puede despertar la pasión, y no al revés.

Otro factor, que no se puede pasar por alto, es que en algunos casos el beso no aparece más en la relación porque falta deseo o amor entre ellos, lo cual es más preocupante y merece mayor atención y cautela, ya que la falta de voluntad de besar puede indicar que la relación no tiene más futuro o debe ser reevaluada.

¿Cómo recuperar el hábito del beso?

Aunque no existe una solución única e infalible, pues cada pareja tiene su propia dinámica y motivos para abandonar las caricias, se puede probar algunas medidas para eludir el problema.

El primer paso es intentar reanudar el hábito de besar, a pesar de que no sea espontáneo  al principio. Luego haz que aquel beso sea un poco más intenso.

No temas a que sea necesariamente la puerta de entrada para el sexo. Y si no tienes ganas de tener relaciones, deja claro que el beso es solo una muestra de cariño, que no necesita terminar en algo más.

Por último, al besar a tu persona amada, logras que la caricia se mantenga en la memoria como algo positivo y placentero. Por eso, hazlo con calma, concentración y prestando atención a las respuestas del cuerpo y entendiendo por qué el acto no debe ser abandonado y debe ser realizado con mayor frecuencia.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO