El meme que inició todo está de fiesta: Cumple 10 años y así se hizo viral; aún lo usas

Hace 10 años, un meme inició toda la fiebre que hoy conocemos. Esa que nos mata de risa cuando se trata de burlarse de un hecho de la realidad. Hoy está de fiesta y así se hizo viral.

En la actualidad, algunos expertos en estudiar las redes sociales como un fenómeno social hablan de la ‘cultura del meme’, la cual ha alcanzado tal grado de sofisticación que ya no hablamos solo de imágenes hechas en pain, sino de diseñados trabajados en Photoshop, GIF, videos, audios y demás efectos para lograr la burla perfecta de algo.

TE PUEDE INTERESAR: Facebook: Los mejores memes que trolean a Mark Zuckerberg por el caso Cambridge Analytica [FOTOS]

Pero todo tiene sus inicios, hasta los memes. Y si hoy son bien elaborados, hubo un tiempo en el que, incluso, eran en blanco y negro. Rostros dibujados con Paint comenzaron a poblar todos los foros, sitios y videos imaginables, creando una nueva clase de emociones que solo era posible describir usando estas simples imágenes.

Una cultura de humor que se la debemos, en parte, al nacimiento de un rostro muy especial, el que se convirtió en un ícono reconocible por todo el ciberespacio y que por muchos es considerado como el padre de los memes. Nos referimos al trollface.

Y aunque no lo parezca, han pasado 10 años desde que apareció y sigue vigente hasta la actualidad. Todo comenzó el 19 de septiembre de 2008, cuando un dibujante llamado Carlos Ramirez, más conocido como Whynne en Internet, subió una tira cómica a su página de DevianArt. En ella, quería hablar sobre lo inútil que es trollear por internet. Y el troll, en este caso, fue representado por el rostro que ya todos conocemos.

La cara, por alguna razón, fue adoptada por la comunidad de 4chan -precisamente de quien se reía en el comic- para representar trolleos y se le bautizó como trollface o coolface.

Ya en el 2009, el sitio Urban Dictionary entregaba su primera definición del concepto del trollface y de ahí en adelante, su imperio seguiría creciendo.

Lo interesante es que si bien Carlos Ramírez nunca tuvo un problema con la proliferación de su imagen, sí defendió los derechos que le correspondían como creador del trollface, cuando su imagen era usada con fines comerciales.

En una entrevista del 2015, Ramirez estimó en 100 mil dólares sus ganancias por el concepto de Trollface, cuyo rostro registró el año 2010. Incluso hubo juegos como Meme Run que tuvieron que ser retirados del mercado por no contar con la autorización necesaria para usar al personaje.

Pero más allá de su valor en dinero, el Trollface llegó para dar paso a toda una generación de rostros que llenaron de vida nuestras redes sociales, por lo menos durante la primera era de los memes: el Forever Alone, el FFFFUUUU, Not Bad, Como lo Supo y OH YEAAAA fueron todos parte de una era dorada de memes que ahora es parte de nuestra memoria.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO