Alan García: las razones por las que le negaron el asilo político en Uruguay

Uruguay rechazó el pedido de asilo político de Alan García. Conoce los criterios claves para otorgar un asilo político y por qué le negaron este derecho al expresidente peruano.

El rechazo de Uruguay al pedido de asilo político a favor de Alan García ha estremecido a la política y población peruana. Y es que la mañana de este lunes 3 de diciembre, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, anunció que no concederá el asilo político solicitado por el expresidente peruano Alan García, el pasado 17 de noviembre.

Tras la polémica de esta noticia, tanto los congresistas del Apra como los simpatizantes de García se han preguntado por qué Uruguay rechazó su pedido de asilo. Y es que, más allá de las razones diplomáticas y legislativas del gobierno uruguayo. Existen criterios generales repecto a los “asilos políticos” que los países deben tener en cuenta antes de otorgalo a alguien.

Según la Ley Reguladora del derecho al asilo, pueden pedir asilo en otro país aquellas personas en condición de refugiados. La Convención de Ginebra de 1951 reconoce como refugiado a “toda persona que, debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de genero u orientación sexual, se encuentra fuera del país de su nacionalidad y no puede o, a causa de dichos temores, no quiere acogerse a la protección de tal país”. No obstante, cuando alguien pide asilo en otro país no se convertirá en refugiado hasta que su petición se resuelva positivamente. Algo que no ha pasado con Alan García, pues el gobierno uruguayo considera que no existen los criterios necesarios para otorgarle asilo político.

“No hemos concedido el pedido de asilo [...] porque en Perú funcionan autónomamente y libremente los tres poderes del Estado, y es precisamente el Poder Judicial el que está llevando a cabo las investigaciones de eventuales delitos económicos. Por estas consideraciones, estrictamente jurídicas y legales, el presidente y el canciller no concedemos el asilo político”, señaló en conferencia Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay.

Asimismo, Rodolfo Nin Novoa destacó que las investigaciones contra García por recibir supuestos pagos de la empresa Odebrecht, en el marco del proyecto Metro de Lima, no representan una “persecución política” –razón principal para dar asilo político en algún país.

“El gobierno de Uruguay ha considerado que las investigaciones judiciales contra el expresidente Alan García no constituyen persecución política, tratándose de imputaciones vinculadas mayoritariamente a hechos económicos y administrativos desarrollados durante sus dos gestiones como presidente constitucional de la República del Perú”, explicó.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO