¿Dolores musculares en la columna, espalda y piernas? Ponle fin con estos tips

(Por: Dora Poma)
 
¿Sufres de constantes dolores en la columna, espalda y piernas? Ahora podrás combatir esos malestares con los remedios naturales, que desde el primer día notarás los cambios positivos en las zonas afectadas de tu cuerpo.
 
Asimismo, si continuas con los remedios naturales podrás recuperarte de manera plena en al menos unos meses. ¡OMG! ¿Quieres conocer más? A continuación te detallamos más sobre el tema.
 
Mayormente se conoce que los más propensos a padecer estos dolores en la espalda baja son las personas mayores, debido a la pérdida de elasticidad de diferentes tejidos blandos que rodean la zona de la columna vertebral
 
 
También, lo podrían sufrir las personas más jóvenes (entre los 30 y los 60 años), ya que son más propensas a experimentar este tipo de dolores de espalda a causa de una distensión muscular lumbar o una hernia discal lumbar, esto debido al practicar algún deporte.
 
Por otro lado, existe el dolor crónico de espalda y/o piernas, este tipo de dolor te puede generar una ligera incomodidad a uno completamente incapacitante. Si el dolor dura al menos unos 6 meses o más, lo recomendable es consultar con un médico.
 
TIPS PARA COMBATIR LOS DOLORES MUSCULARES
 
Muchos recurren a los suplementos, pastillas y otras sustancias para aliviar el dolor. Sin embargo, gracias a las medicinas convencionales también podemos tratar el dolor de articulaciones, en vez de comprar compuestos con ingredientes químicos que muchas veces son perjudiciales para los demás organismos de nuestro cuerpo.
 
 
#1 FRUTOS SECOS
 
Lo único que tienes que hacer es consumir los siguientes frutos secos cada noche, durante al menos 2 semanas.
 
5 ciruelas pasas.
1 albaricoque seco.
1 higo seco.
 
Nota: Estos frutos contienen sustancias suficientes como para inducir la regeneración de tejidos, encargándose de poner los discos intervertebrales emparejados.
 
#2 MASAJE CON ACEITES
 
El uso de aceites esenciales para masajear la zona dolorida es un remedio casero muy efectivo para el dolor muscular. Utiliza una mezcla de aceite de almendras y aceite de clavo de olor, de jengibre o aceite de nuez moscada para el dolor muscular. Esta mezcla es muy efectiva para aliviar tensiones musculares, sobre todo después de realizar ejercicio intenso.
 
#3 ROMERO
 
El romero contiene propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar los tejidos musculares y ayudar a disminuir el dolor. Prepara una mezcla de 30 gramos de romero en un frasco de agua hirviendo, cubre y deja reposar durante 30 minutos. Embebe un paño en la mezcla de agua y hojas de romero y aplica en la zona afectada 2 o 3 veces al día.
 
 
#4 HIELO
 
Si el dolor muscular es intenso, aplica hielo en el área afectada para relajar los músculos y bajar la inflamación. Evita el calor: aunque la aplicación de una compresa caliente pueda darte alivio inicial, el calor dilata los vasos sanguíneos y aumenta el flujo circulatorio a esa zona, lo que a la larga generará más hinchazón y dolor de la zona afectada.
 
#5 BAÑO RELAJANTE CON AGUA TIBIA
 
Esto es para después de las primeras 72 horas desde que comenzó el dolor y si todavía continúa. Esto permite al músculo relajarse, aumentar la irrigación sanguínea, dar sensación de bienestar y destensarse. Realiza baños de inmersión, en lo posible con sales minerales o hierbas aromáticas.
 
#6 DIETA
 
Es recomendable llevar una dieta equilibrada y no consumir los alimentos que puedan "beneficiar" a la inflamación, como es la sal, las bebidas alcohólicas, la carne roja y el azúcar. Prefiere agua o zumos naturales para beber, vegetales para comer y sal marina o especias para condimentar.
 
#7 ALOE VERA
 
Aplica la pulpa de un tallo de aloe vera en el área que te duela, varias veces al día, dejando que la piel lo absorba por completo. Tapa con una gasa o paño y desinflamará rápidamente. Si no tienes un aloe vera en casa, no dudes en conseguirlo. Mientras tanto, usa una crema que lo contenga entre sus ingredientes.
 
 
¿CÓMO PREVENIR LOS DOLORES MUSCULARES?
 
Practicando yoga, ya que mejora la flexibilidad general de los músculos, haciéndolos menos propensos a los calambres y al dolor muscular.
 
Si experimentas dolor y calambres musculares luego de hacer ejercicio, es muy importante hacer ejercicios de relajación y elongación muscular, sobre todo en brazos, pantorrillas y pies. ¡Toma nota!

Referencias:

Páginas web consultadas: imujer.com, mejorconsalud.com, remediosnaturales.about.com

Te puede interesar

LO MÁS VISTO