La razón por la que el disfraz de Halloween es sexy

¿Te has dado cuenta que la mayoría de disfraces son “enfermera sexy” o “vampiro sexy”? ¿Quieres saber por qué?

Seguro a la última fiesta de disfraces a la que fuiste, o a la que irás este fin de mes, notaste que la mayoría de atuendos usados por mujeres por lo general tienen algo en común. Ya sea un fetiche con una vampiresa, un tigre, una princesa de Disney o un traje de colegiala, que en lo personal resulta de los más perturbador, siempre estará acompañado de la palabra “sexy”.

¿Se trata de una costumbre? ¿O es la hipersexualización de los cuerpos de las mujeres?

Una rápida búsqueda en Google nos muestra que lo sexual es exclusivo de las mujeres. Puedes scrollear todo lo que quieras hacia abajo, pero solo encontrarás dos o tres disfraces de faraones o enfermeros hasta darte por vencido. Para ellos, un disfraz causa miedo o es gracioso, pero muy pocos se atreverán a andar en ropa pequeña y apretada en una fría noche de octubre.

TE PUEDE INTERESAR: Encontraron un extraño bulto en la puerta de un conocido restaurante que asustó a todos [FOTOS]

El origen de los disfraces

Para los celtas, Samhain era el final del verano y lo celebraban cada 31 de octubre. Ellos creían que los muertos regresaban a nuestro mundo y caminaban entre nosotros esa fecha, es por esto que para celebrarlo bailaban frente a las hogueras mientras vestían disfraces hechos con cabezas y cueros de animales. Estos disfraces, obviamente, no resultaban para nada eróticos.

Eso ocurrió mucho tiempo después, en 1970 para ser exactos. Lesley Bannatyne es una escritora que ha realizado varios artículos y publicaciones sobre el folclore y cultura popular. Su especialidad es bastante inusual, se trata del día de las brujas. Bannatyne explicó en la revista Time sobre cómo se originó el disfraz sexy. Este se dio junto a la liberación homosexual de esa década en Estados Unidos.

“Empezaron a realizarse desfiles extravagantes de Halloween con temática gay. Combina el feminismo de la segunda ola con la indignación y una atmósfera general de libertad, y tendrás esta tormenta perfecta de disfraces más extravagantes” aseguró la autora.

NO TE LO PIERDAS: Halloween: las mejores 12 películas de terror que puedes ver en Netflix [VIDEOS]

En la tesis de la historiadora Elizabeth A. Grater se trata también este tema. Según su investigación publicada en la Universidad de Washington, los disfraces están muy lejos de empoderar a las mujeres y mas bien están hechas para el deseo de los hombres.

“A través del rendimiento y el espectáculo de vestirse únicamente para que otros las vean, las mujeres se han convertido en consumidoras de su propia feminidad, al comprar su propio género para demostrar su dominio de la formación femenina en la que han sido adoctrinados, conscientemente y no, desde la infancia”, explicó la historiadora.

¿Entonces está mal que me quiera colocar una minifalda y orejas de gato?

Para nada. Tampoco es necesario que para ser sexy tengas que colocarte lo más corto que encuentres en tu clóset. Mientras no te sientas obligada a vestirte de cierta manera por presión social y sea siempre una decisión tuya, eres libre de vestirte como te dé la gana. Siempre puedes optar por un traje gracioso o terrorífico.

En los últimos años, ha habido un declive en la cantidad de atuendos eróticos utilizados para las fiestas de Halloween. En parte se puede deber al gran cambio cultural que se está viviendo en todo el mundo, donde el feminismo alienta a las mujeres a ser quienes son realmente y no lo que alguien más espera de ellas.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO