Finge tener cáncer terminal para vivir gratis en una casa, pero un error la delata

En Estados Unidos, una joven fingió tener cáncer terminal para que una familia la deje hospedarse en su casa sin pagar nada. No sería la primera vez que lo hace.

En Nueva Jersey, Estados Unidos, una mujer engañó durante un mes a una familia, para que le permitieran hospedarse en su casa sin pagar absolutamente nada. Les hizo creer que padecía de cáncer terminal al cerebro.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo sacar la visa para viajar a Estados Unidos por primera vez? 4 pasos para obtenerla

Kiley White, oriunda de Galloway, se aprovechó de la buena voluntad de Linda y Steve Evans, residentes en la localidad de Egg Harbor Township, quienes la alojaron en su hogar durante 5 semanas. Sin embargo, ellos notaron ciertas actitudes que les hizo sospechar que todo sería una farsa.

“Todas las noches se quejaba y yo le terminaba dando masajes en las piernas. Todos los días se sentían como el último pero todo era mentira. Solo quiero que se sepa quién es de verdad esta chica” dijo Linda a la NBC 10.

Así, la pareja aseguró haberse gastado un total de 1000 dóalres en los cuidados de Kiley, pero ¿cómo sucedió todo? La policía del lugar informó que la estafadora conoció a la familia Evans por medio de una amiga en común, el pasado junio.

White les dijo, además de que tenía cáncer, que estaba distanciada de sus padres y que no tenía dónde alojarse, por lo que la pareja se ofreció para apoyarla sin pedirle nada a cambio.

Sin embargo, la pareja se percató que para estar al borde de la muerte, como White decía, salía mucho de la casa. “Salía a diario bajo la excusa de que tenía que visitar a su médico en Filadelfia”, contaron los Evans.

NO TE LO PIERDAS: 9 prohibiciones cuando entras a la familia real; Meghan Markle no la tiene fácil [FOTOS]

Pero amarga fue su sorpresa cuando descubrieron que en realidad la joven se iba a trabajar como mesera en un restaurante de la zona. Lo más insólito fue que la propia White se hacía pasar por su enfermera y se automandaba mensajes con las supuestas indicaciones médicas.

Tras descubrir el engaño, los Evans la denunciaron con la policía, quienes luego de arrestarla revelaron que había tenido problemas similares en Pittsburgh, Filadelfia y Nueva Jersey, donde también engañó a varias familias con el mismo cuento, pero ninguna la había denunciado.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO