La razón por la que el primer bebé de Harry y Meghan Markle no será príncipe ni princesa

El departamento de prensa del palacio real, en Reino Unido, anunció que el príncipe Harry y Meghan Markle esperan a su primer bebé, tras cinco meses de matrimonio.

Tras cinco meses de casados, el príncipe Harry y Meghan Markle esperan su primer hijo, según anunció este lunes el Palacio de Kensington, en un comunicado.

"A sus altezas reales el duque y la duquesa de Sussex les complace anunciar que la duquesa de Sussex espera un bebé para la primavera de 2019... Sus altezas reales aprecian el apoyo que han recibido de personas en todo el mundo desde su boda en mayo y están encantados de compartir esta feliz noticia con el público", se lee en comunicado emitido por el encargado de la comunicación del príncipe Harry y de su hermano, el príncipe William.

Tras el anuncio de la gran noticia, que ya se especulaba en los medios desde hace algunas semanas, una antigua ley establecida en la familia real ha desatado polémica. Y es que el hijo o hija de los Duques de Sussex, título nobiliario adoptado por Harry y Meghan Markle tras casarse en mayo, no podrá ser considerado príncipe o princesa de acuerdo con una ley establecida por el tátara-tátarabuelo de Harry Jorge V en 1917.

De acuerdo a la norma, el recién nacido no alcanzará este grado a menos que la reina firme las llamadas "cartas patentes" con las que expresamente decide conceder ese título nobiliario.

La soberana emitió esas cartas, cuando la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, quedó embarazada de su primer hijo, para asegurar que los hijos de su nieto, el prícipe William, llevasen el título de príncipe o princesa.

De esta manera, se estima que Isabel II podría hacer lo mismo con los hijos de su nieto Enrique (Harry), quien es sexto en la línea de sucesión al trono, después de su padre -el príncipe Carlos (Charles)-, su hermano -el príncipe Guillermo (William)- y sus tres sobrinos -los príncipes Jorge (George), Carlota (Charlotte) y Luis (Louis).

Los títulos de príncipes fueron reducidos por el rey Jorge (George) V (1865-1936) para el círculo más cerrado de la familia real, los primeros de la línea sucesoria, por lo que, sin la firma de esas cartas patentes por parte de la monarca Isabel, no pueden ser concedidos.

Mientras tanto, los hijos que tengan Harry y Meghan serán tratados como "lady" o "lord" y el apellido Mountbatten-Windsor.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO