Hallan extraña criatura marina con un “árbol” sobre la cabeza y su aspecto es perturbador [FOTO]

¡Insólito! Habitantes de Texas quedaron impactados al conocer un extraño pez de la familia de las peculiares sirenas; sin embargo, otros los confundieron con un árbol de Navidad.

No cabe duda, que la naturaleza es un mundo inexplicable que no deja de sorprendernos por las extrañas especies que afloran, y que expertos son los encargados de buscar su origen. Como es el caso, del aspecto de una nueva especie de salamandras localizado en tres lugares en los estados de Florida y Alabama por un grupo de biólogos. Afirman que se parece a una sirena.

La Universidad estatal de Sul Ross (Texas), cuyos científicos son coautores del  descubrimiento han colocado a sus colegas y el mundo entero en shock, luego de mostrar el aspecto de reptil. Los vecinos llamaban a estos anfibios “anguilas leopardo”, debido a las manchas oscuras que cubren su piel; sin embargo, los expertos han resaltado que no debería llamarse de esa manera, pues el animal no es un pez.

Una vez difundido su imagen a través de las redes sociales, los usuarios comenzaron a comparar al animal con un árbol de Navidad. Sin embargo, lo que pocos sabes es que esas especies de ramificaciones sirve para que el animal respire. A diferencia de las anguilas leopardo, este animal se caracteriza por tener dos extremidades delanteras, pero no posteriores y puede llegar a medir un metro de largo.

NOMBRE

Al ser una especie descubierta en la naturaleza, los científicos le pusieron el nombre de sirena reticulada (Siren reticulada en latín) y ha sido descrita en detalle en un artículo publicado este miércoles en la revista Plos One. ¿Por qué ese nombre? Según la ciencia, tiene los genes de las especies llamadas sirenas cuyo genoma ha sido secuenciado.

ASÍ LUCE LA SIRENA RETICULADA 

Sirena reticulada

Lo que se sabe, es que su hábitat es muy restringido: ríos, lagos al extremo noroeste de Florida y el sur de Alabama. “No solo pudimos conocer a una nueva especie tan interesante, sino que también conocimos otro recordatorio de que el libro de la vida aún tiene páginas por escribir”, comentó el biólogo texano Sean Graham.

MIRA EL INSÓLITO HALLAZGO 

Pescado

 

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO