Luego de asistir a la ‘Isla del Sexo’, un hombre reveló todos los íntimo detalles de lo ocurrido

El dentista estadounidense pagó 4600 euros por un fin de semana en la famosa y controversial isla. Conoce los detalles de su insólita experiencia en la polémica "Isla del Sexo".

En una entrevista exclusiva con el portal Mirror de Reino Unido, Ryan, un dentista de Nueva York, narró cómo fueron sus días en el controversial viaje. A pesar de que las autoridades de Trinidad y Tobago habían advertido que deportarían a todos aquellos que llegaran al lugar y que tengan como último destino la isla secreta, el evento llamado ‘Isla del Sexo’ no fue cancelado y, por lo que contó Ryan a Mirror, transcurrió con toda normalidad -o lo más normal que se pueda esperar de una isla con drogas ilimitadas y dos prostitutas para cada invitado-.

Sex Island

Como Ryan asistió el año pasado a la misma fiesta, apenas llegó al yate que lo llevaría a la isla privada sabía lo que debía hacer. Se acercó a las dos chicas que le parecieron las más guapas, mientras todas las demás personas se mostraban incómodos y tímidos. “Uno de los invitados estaba temblando físicamente”, declaró Ryan al portal de noticias.

Al llegar a la isla, descansó del largo viaje en avión y barco y de todo el sexo que había tenido en este último. Cuando despertó, fue a una cena buffet donde celebraron el cumpleaños de un chico y 100 mujeres le hicieron un baile erótico mientras el resto miraba con envidia.

Sex Island

Para finalizar la noche, hubo una fiesta en la discoteca del hotel, el cual había sido reservado solo para ellos. Mientras el DJ tocaba, dos chicas empezaron a tener relaciones sexuales en vivo frente a todos e invitaron a que los demás se unieron.

La mayoría de las chicas eran de Colombia y Venezuela. La locación secreta fue Isla Margarita, un popular destino turístico en el norte de la costa venezolana donde la prostitución es legal.

Sex Island

Al día siguiente se realizó un campeonato de golf en el cual el ganador tendría a las 100 chicas por 15 minutos. Ryan no es bueno en este deporte y no pudo ganar. Al viaje asistieron todo tipo de personas. La mayoría era de Estados Unidos, pero había un importante hombre de Medio Oriente quien iba a todos lados con su guardia de seguridad y cuatro chicas.

También asistieron dos parejas swingers, pero las esposas se molestaron con sus maridos pues ellos le prestaban más atención a las otras chicas.

El domingo fue la última noche en la isla. Ryan jugó un partido de tenis en el cual el que perdía tenía que quitarse la ropa y luego fue al mar a montar jet ski. La noche finalizó con una fiesta en el club con un sujeto disfrazado de Papá Noel y muchas drogas de por medio.

Las fotos del viaje de Ryan permanecerán escondidas para que su esposa no se entere.

Sex Island

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO