Una familia alquiló una habitación dentro de un burdel sin darse cuenta

Al llegar fueron recibidos por una prostituta que los guío a su habitación llena de látigos, películas para adultos y mujeres desnudas.

Viajaron a Hamburgo para celebrar el cumpleaños número 50 de la madre en familia. Los tres hijos de la señora habían hecho todos los arreglos necesarios para que su mamá tuviera un momento especial, pero las vacaciones comenzaron de una manera incómoda tan solo llegar al lugar donde se hospedarían.

Había muchos detalles que faltaron en el anuncio publicado en Airbnb, como que la habitación estaba localizada sobre un burdel y que era necesario atravesar este para llegar al cuarto repleto de juguetes sexuales y películas eróticas.

Habitación burdel

“Al bajar del taxi fuimos recibidos por una prostituta que nos dijo ‘¿De verdad se hospedarán aquí? ¡Genial!’ y luego nos llevó al lugar”, comentó Anna Vigsø, quien hizo la reserva junto a sus hermanos según informó Daily Mail. “Nos llevó hacia unas escaleras con papel tapiz morado, espejos por todas lados y distintos cuartos VIP”, agregó.

La habitación tenía una cruz negra gigante y carteles de mujeres desnudas adornaban las paredes. Había látigos alineados y películas porno para todos los gustos. “Nos advirtieron que tuviéramos precaución a la hora de bajar al primer piso por consideración a las mujeres que trabajan ahí”, contó Vigsø durante la entrevista.

Habitación burdel

A pesar de los inconvenientes, la familia declaró haber pasado unas grandes vacaciones en la ciudad alemana. Vigsø se comunicó con el dueño del inmueble al regresar a su casa y le informó que tal vez debería publicitar mejor la locación del lugar. En las imágenes, no aparecían los látigos ni filmes eróticos y la cruz negra le pareció mas bien un estilo de diseño interior distinto y no un juguete sexual.

Habitación burdel

Te puede interesar

LO MÁS VISTO