• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Mujer afirma no tener novio porque es adicta a los juguetes sexuales

Mujer afirma que su insólita afición por los juguetes sexuales no suele ser del agrado de los hombres, y considera que esta es la razón por la que aún no ha conocido al verdadero amor.

aweita.pe
  • Redactor: Aweita
  • -
  • 25 Feb 2019 | 16:12 h

“Ellos tienen que aceptar que cualquier cosa con baterías siempre hará el trabajo más rápido y más eficiente”, confiesa a The Mirror Elysia Downings, una mujer de 28 años, en Reino Unido, quien afirma no tener pareja por su inusual adicción a los juguetes sexuales desde que era una adolescente.

Según cuenta Downings, su insólita afición no suele ser del agrado de los hombres, y considera que esta es la razón por la que aún no ha conocido al verdadero amor.

LEE TAMBIÉN: Joven de 27 años abortó 17 veces en seis años y ahora podría quedar estéril

La mujer afirma haber gastado unos 4000 dólares en diversos objetos sexuales, de distintas formas, colores y funciones, y que usa sus aparatos hasta 10 veces al día, con el fin de lograr placer sexual.  Además, contó que cuando pasa días enteros fuera de casa lo primero que hace al llegar es usar sus juguetes que además le alivian su estrés.

Downings, quien es madre de un niño de 6 años, contó que su gusto excesivo por los objetos sexuales comenzó cuando tenía 13 años, pues encontró en “el placer” que obtenía de ellos una forma de escape para evadir la difícil realidad de su hogar y su familia.

aweita.pe

Foto: The Mirror

PUEDES VER: Agente inmobiliario se lanzó hacia el océano para ganarse la confianza de sus clientes [VIDEO]

A pesar de que no tiene una pareja, ella asegura que algún día lo encontrará, mientras tanto, vive tranquila y feliz. “Hombre perfecto está en alguna parte... Ellos tienen que aceptar que cualquier cosa con baterías siempre hará el trabajo más rápido y más eficiente”, expresó la mujer en la entrevista con el diario inglés.

No obstante, admitió que ha conocido algunos hombres a los que les parece atractiva su afición, pero a la mayoría les parece “desagradable”.