Creyó que estaba teniendo relaciones sexuales con su novio, pero había sido violada

Cuando pudo ver la cara de la persona con la que acababa de tener sexo, se dio cuenta que fue una violación.

Abigail Finney estaba junto a su novio y sus amigos en una habitación del campus universitario de Purdue University en Indianda, Estados Unidos. Ella quería pasar tiempo a solas con él, pero el prefería estar con sus amigos bebiendo y jugando videojuegos.

Aburrida, subió a la habitación mientras el resto se quedó frente al televisor. Estuvo un rato haciendo compras online hasta que se cansó de esperar a su enamorado y se fue a dormir. Sintió como él llegaba al oscuro cuarto y se echaba a su lado a dormir. Pero no era él.

Donald Grant Ward

Era febrero del 2017. Los amigos se habían dormido en el sofá y al fin estaban a solas. A mitad de la noche, una mano que jugaba con sus senos la despertó. Le estaba dando la espalda, pero como pensó que se trataba de su enamorado dejó que siguiera. La mano bajó y se metió debajo del pijama. Ella hizo lo mismo con él y tuvieron sexo por menos de un minuto. Cuando terminaron, ella se fue al baño y con la luz encendida pudo ver que uno de los amigos de su novio estaba en la cama, Donald Grant Ward.

“Recuerdo que me sonrío. Fue una imagen extraña. Me puse frenética. No sabía lo que estaba pasando”, comentó la joven de 20 años en una entrevista con Buzzfeed. Al principio pensó que se trataba de una broma pesada, no era posible que haya tenido sexo con él. Fue a buscar a su novio y lo encontró durmiendo en otra habitación. Ella le contó lo que acababa de ocurrir y fueron de inmediato a una comisaría. Pensó que se haría justicia, ella había sido violada, pero las leyes del estado de Indiana dijeron lo contrario.

Abigail Finney

Grant fue detenido de inmediato y admitió que había tenido sexo con la víctima aun cuando ella pensaba que era otra persona. Las violaciones por fraude existen solamente en muy pocas jurisdicciones de Estados Unidos y el abogado de Grant, Kirk Freeman, se valió de este vacío legal.

Luego de un juicio de tres días en el cual Abigail revivió sus heridas, Grant fue dejado en libertad. Aunque lo que realizó estaba mal, no era ilegal. La universidad decidió prohibir el ingreso de este y no podrá estudiar por un año. La víctima dejó los estudios por un semestre para poder recuperarse emocionalmente y recibir terapia psicológica.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO