Asesinó a porrista de 16 años porque no le dijo a tiempo de su embarazo para abortar

Joven, autor del asesinato, confesó que su víctima había esperado demasiado para contarle del embarazo y ya no podía abortar. El crimen ha conmocionado al mundo. 

Un joven jugador de fútbol americano en Mishawaka High School, Indiana (EE.UU.) ha conmocionado al mundo luego de confesar que mató a puñaladas a una compañera de escuela de 16 años porque no le dijo a tiempo que estaba embarazada de un hijo de él para hacerse un aborto.

Según los medios locales, el pasado sábado, la joven salió de su casa hacia un restaurante del condado de Mishawaka. Le dijo a su madre que se encontraría con el padre de su hijo para decirle que estaba embarazada,  luego de 6 meses de gestación.

Tras el aviso de la madre de la joven, el pasado 9 de diciembre, quien denunció la desaparición de su hija, la Policía encontró a la joven sin vida en un tanque de basura.

Investigadores de la policía de Mishawaka, en Indiana, cerraron el acceso al fondo del restaurante en cuyo tanque de basura apareció el cadáver de Breana

Según la investigación de los policías, la pareja de adolescente habrían tenido una acalorada discusión en las afueras del restaurante. Y es que el autor del crimen, Aaron Trejo, había estado planificando el asesinato de la porrista y el bebé, desde hacía una semana. La citó al restaurante y luego de discutir, la apuñaló en el corazón y luego otras 5 veces más en el pecho.

Canal 16 | WNDU

El investigador Gerry Mullins señaló que en un inicio Trejo negó haberla matado, pero tras la presión de los que lo interrogaban, el joven acabó confesando los detalles del crimen.

“Tras un breve receso, junto al detective Mullins, empezamos a hacerle preguntas a Aaron y lo confrontamos con el hecho de que la evidencia física no iba a respaldar su historia y que sospechaba que sabía más de lo que estaba diciendo... Hubo varias pausas, hasta que le pregunté si la discusión había sido por el embarazo. Aaron Trejo dijo en voz baja: ‘Sí’. Luego explicó que Breana había esperado demasiado para contarle del embarazo y ya no podía abortar. Le pregunté a Aaron qué había hecho él entonces, y respondió: ‘Tomé medidas … le quité la vida’”, se detalla en la investigación de las autoridades.

Breana Rouhselang tenía seis meses de embarazo cuando murió asesinada

Además de la fecha de planificación del crimen, Trejo contó que mató a la joven con un cuchillo de casa, el cual arrojó en un río cercano de su ciudad. Dijo que actuó solo y no le contó a nadie de sus planes de asesinar a la joven.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO