La verdadera historia de “la loca del Muelle de San Blas” en la que se inspiró Maná [VIDEO]

¿Sabías que la famosa canción de Maná "En el muelle de San Blass" fue inspirada en una historia real? Conoce la verdadera historia que narra. 

 

Es una de las canciones románticas más recordadas de la década de los 90’ y del famoso grupo musical Maná, pero, además, tiene un significado muy importante, y es que la triste historia que cuenta es real.

Estamos hablando de la canción “En el muelle de San Blas”, lanzada por Maná en 1997, como parte de su disco “Sueños Líquidos”.

Muchos se saben la letra de esta canción, que tiene más de 125 millones de reproducciones en Youtube, pero desconocen la real historia en la que se inspiró el grupo mexicano para componer esta canción.

Y es que, la protagonista de la triste historia que narra la letra de la canción sí existió. La mujer que todos los días iba al puerto de San Blas vestida de blanco, esperando el regreso de su amado -como narra la canción- se llama Rebeca Méndez Jiménez, una mujer de Monterrey (México), quien era conocida como “La loca del Muelle de San Blas”.

En 1971, en la Playa El Borrego en San Blas, Nayarit, en México, Rebeca perdió al amor de su vida, ‘Manuel’, quien se adentró en el mar y nunca más regresó.

Según cuenta la historia, en ese año Rebeca estaba a punto de comprometerse, pero su prometido de nombre Manuel, salió a pescar tres días antes del compromiso y nunca más regresó, pues fue una de las víctimas del huracán “Priscilla”, en el Pacífico.

Llegado el día de la boda, Rebeca, al verse abandonada, vistió su ajuar de novia, caminó por la playa El Borrego, y se quedó esperando a su novio por días.

Según un historiador popular, muchas personas terminaron por apiadarse de Rebeca y le llevaban comida, sobre todo porque muchos de ellos también perdieron familiares por culpa de esa tormenta.

Rebeca tejía ropa para muñecas y otras curiosidades y las vendía en la plaza del pueblo, donde vivía. Dicen que también se dedicaba a trabajar en un restaurante y en algunas casas.

Se dice que al ser encontrada por su familia, Rebeca pasó por el cementerio de la marinera, y al ver las cruces creyó que su novio estaba sepultado en una tumba, pero luego le contaron que los que morían en el mar no tenían tumba, realidad que la destrozó aun más.

Según el guía de turistas de ‘El Fuerte de la Contaduría’, del Puerto de San Blas, Guillermo Carvajal Sandoval, en el 2011, la mujer regresó a San Blas y recordó su historia, cuando tres días antes de su boda, perdió a “Manuel” en el mar, un miércoles 13 de octubre de 1971, aseguró Carvajal.

Rebeca falleció en septiembre del 2012, a los 63 años, y sus cenizas fueron esparcidas al mar desde el Muelle de San Blas, donde se originó su triste historia. Ahora que ya lo sabes, escucha nuevamente la canción y presta atención a la letra.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO