¿Vives obsesionado por tus mascotas? Este es el peligroso trastorno que puedes padecer

Si eres excesivamente apegado a tu perro, gato, hamster o cualquier mascota que poseas, y las tratas como si fueran personas, puedes padecer de un peculiar trastorno. Aquí te lo explicamos.

Tener una mascota y dedicarle el cuidado necesario para que viva bien no es nada del otro mundo. Al final, al igual que nosotros, son seres vivos que, muchas veces, llegan a ser como un miembro más de nuestra familia. Pero, más allá del amor o cariño que puedas sentir por estos animales, hay comportamientos obsesivos hacia ellos que pueden ser signos de un peligroso trastorno llamado Petofilia.

LEE TAMBIÉN: ¿Cuántos años tiene mi mascota? Calcula realmente la edad de tu perro y gato

¿Qué es la Petofilia?

La Petofilia o petophilia  es un término, recientemente establecido para dar nombre al apego excesivo por los animales. Se trata de un trastorno que padecen aquellos individuos que tienen una fijación obsesiva por sus mascotas, y que puede desencadenar consecuencias negativas para ellos mismos o para sus seres queridos.

Según la investigación de Jon Katz, uno de los periodistas que más ha escrito sobre este  comportamiento, el cariño a los animales pasa a ser un problema cuando se convierte en adicción. Gastar mucho dinero en nuestras mascotas, tratarlos como bebes o como cualquier ser humano, o colmarlos de caprichos son algunos rasgos que pueden considerarse como síntomas de Petofilia.

“Nos hallamos ante un caso de petofilia si el afectado solo siente satisfacción cuando tiene contacto con seres irracionales y se aísla de su entorno, si limita completamente su forma de vivir o si el individuo enganchado a este vínculo anómalo quiere desligarse de él pero se siente incapaz de hacerlo”, señala el especialista en uno de sus escritos que ha sido difundido por la revista “Muy interesante”.

PUEDES VER: ¿Por qué las mascotas ayudan en el bienestar y la salud mental de las personas?

Pero, además de la ruina a la que te puede llevar el gasto excesivo que haces por tus mascotas, la petofilia también puede revelar serios problemas psicológicos de las personas, quienes han sufrido, quizá, la decepción por sus congéneres, y deciden refugiarse en el amor incondicional y sin problemas que solo pueden ofrecerles sus mascotas. En otras ocasiones, el vínculo se crea por la sensación de protección que proporcionan, por ejemplo, los perros.

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO