“Dime cuánto duermes y te diré cuánto vivirás”; la importancia del sueño, según la ciencia

Hasta el cansancio hemos escuchado que no es necesario dormir 8 horas, que basta con unas 'horitas', pero esto solo le abriría la puerta a una serie de daños para tu salud, según la ciencia.

Muchos personajes de éxito aseguran que una de sus claves es no dormir o hacerlo muy pocas horas, pues, esto solo les hace perder el tiempo. Sin embargo, la ciencia tiene otra cosa que decirnos sobre este ‘hábito’.

Matthew Walker, profesor de neurociencia y psicología de la Universidad de Berkeley, en Estados Unidos, explica por qué deberías dejar de lado la idea de que dormir muy poco es lo mejor.

Todos los estudios dicen lo mismo: cuanto más corto sea tu sueño, más corta será tu vida. Así que si quieres llegar a la vejez y mantenerte sano el mayor tiempo posible, deberías invertir en una buena noche de sueño.

De hecho, dormir es tan beneficioso que el profesor Walker ha comenzado a presionar a los médicos para que lo prescriban.Sin embargo, tiene que suceder de forma natural. Muchos estudios relacionan las pastillas para dormir con un mayor riesgo de cáncer, infecciones y mortalidad.

Muchas de las enfermedades que sufrimos tienen un vínculo significativo con la falta de sueño. Por ejemplo, el alzhéimer, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la diabetes, la depresión, la ansiedad y hasta el suicidio.

¿Cuánto se debería dormir?

Lo recomendado por el especialista es de 7 a 9 horas. Si duermes menos de siete horas, tu sistema inmunológico y tu rendimiento cognitivo comenzarán a verse afectados.

Tras estar despierto 20 horas, estarás tan impedido como si estuvieras borracho. Uno de los problemas con la falta de sueño es que en el momento no te das cuenta del daño que te está causando.

¿Por qué dormimos menos a pesar de los consejos?

Si dormimos menos, nos cuesta más entrar en la fase REM (Rapid Eye Movement, en inglés), el ciclo en el que soñamos. Interferir con la fase REM es muy dañino, ya que afecta a nuestra creatividad y salud mental.

Sin embargo, a pesar de las recomendaciones, es inevitable dormir menos, principalmente, por el ritmo de vida, se pasa tantas horas trabajando que cuando uno egresa a su casa no quiere que se acabe el día, sino disfrutar con la familia o viendo tv, lamentablemente, el tiempo pasa y sacrificamos horas importantes de sueño.

También sucede porque hay muchas personas que aún desconocen la importancia de dormir 7 a 9 horas, otros simplemente no quieren creer en los estudios y aseguran que todo esto es falso. El insomnio y los factores externos que impiden el sueño, como el ruido, la luz o la temperatura, son otros factores.

Yo duermo tarde, pero me levanto tarde, o sea ¿he recuperado mi sueño?

Sí y no: no puedes recuperar lo que has perdido, pero nunca es demasiado tarde para cambiar tus hábitos y comenzar a cuidarte. Así, una de las grandes mentiras es que si no has dormido bien puedes "recuperar sueño". Falso.

El sueño no es como un banco, donde puedes acumular una deuda y luego pagarla más tarde. Pero esto es lo que hacen muchas personas: duermen poco entre semana y pretenden recuperar el sueño durante el fin de semana. Esto se llama ‘jet-lag social’ o incluso ‘bulimia del sueño’.

Los estudios muestran que las personas que antes dormían mal, pero cambiaron sus costumbres y empezaron a dormir más, evitaron el deterioro degenerativo y el Alzheimer por más de diez años en comparación con las personas que no cambiaron sus hábitos.

Es por esto que, incluso, una sola noche de mal sueño puede afectar a nuestro cuerpo y cerebro. Ahora que lo sabes ¿qué piensas hacer? No puedes recuperar lo perdido, pero si cambiar lo malo.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO