La asquerosa razón por la que siempre debes tapar el inodoro cuando lo jalas

Lo más común de esta vida es jalar el inodoro después de utilizarlo, sin embargo, muchas personas lo hace cuando está destapado, lo cual representa un gran peligro para la salud de toda su familia y esta es la asquerosa razón.

Uno de los ‘hábitos’ más comunes de las personas es el de jalar el inodoro cuando está destapa y, encima, dejarlo abierto. Aunque no se vea, esto es lo más asqueroso y, sobre todo, peligroso que puede haber, según la ciencia.

Todos sabemos que debemos mantener limpio el baño, que debemos lavarnos después de salir de él, pero pocos saben la importancia de dejar el inodoro tapado, sobre todo al momento de jalarlo.

Y es que no bajar la tapa significa que una sola descarga puede enviar una enorme lluvia de gérmenes y bacterias por todo el ambiente. ¿Te imaginas que tanto te cuidaste por no ensuciarte las manos con tu ‘regalito’ para que al final termine todo el baño impregnado de este solo por no tapar el wáter?

En pocas palabras, al jalar el inodoro destapado estás permitiendo que todos esos bichos, aparentemente invisibles, queden esparcidos en objetos como en tus jabones y hasta cepillos de dientes. Esto se le conoce como el ‘efecto aerosol’.

Pero esto no es puro ‘floro’ o una leyenda urbana más del montón, es el resultado de una investigación científica del microbiólogo de la Universidad de Arizona, Charles P. Gerba, quien reveló que con cada descarga se forma una enorme masa de vapor de agua repleta de bacterias que sale del sanitario.

Las partículas de agua contaminada flotan durante horas (un par, al menos) por todo el baño antes de aterrizar: En tus paredes, toallas, cortinas de baño, papel higiénico (que, automáticamente, dejaría de llamarse así), jabonera y tu flamante cepillo de dientes.

Según el especialista, cada persona jala el inodoro un promedio de cinco a seis veces al día, lo cual se traduce en un aproximado de 2000 descargas por año. Asimismo, reveló que el error más común de las personas es creer que con cada jalada se eliminan los gérmenes.

Por si fuera poco, un estudio realizado por el Leeds Teaching Hospital descubrió que las bacterias pueden volar hasta 10 pulgadas en el aire.

En conclusión, además de tapar el inodoro, debes alejar de él todos los objetos de aseo personal que usas. Tal vez, esta podría ser la razón por la que te enfermas del estómago tan seguido. Aún estas a tiempo de cuidar tu salud.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO