¿Cuáles los riesgos de probarte ropa de baño en una tienda?

Una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York reveló que la ropa de baño de las tiendas puede contener gran cantidad de organismos y bacterias que pueden afectar la salud de las personas 

Una de las primeras cosas en las que piensan muchas mujeres cuando se acerca el verano es el famoso bikini o ropa de baño que desean comprar para ir a la playa o la piscina, y que, mayormente, renuevan cada año. Sin embargo, cuando van a las diferentes tiendas de ropa decididas a probarse miles de bikinis hasta conseguir el ideal, no reparan en los riesgos de salud que puede significar dicha actividad.

Philip Tierno, profesor clínico de microbiología y patología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, realizó una investigación sobre la microflora y las secreciones humanas encontradas en diversas prendas de ropa nuevas, desde ropa interior hasta vestidos.

Resultado de imagen para ropa de baño riesgos

La investigación encontró gran cantidad de suciedad, bacterias de la piel, del tracto fecal y respiratorio, además de organismos vaginales, entre ellos, hongos, en las prendas de baño.

El experto explicó que la suciedad de las prendas de baño no tiene nada que ver con la calidad de la tienda. Y es que, de acuerdo a la investigación, independientemente de si la tienda era de lujo o no, las bacterias estaban presentes en la ropa.

Algunos organismos fecales que el especialista descubrió en su investigación pueden llegar a producir un buen número de enfermedades, como la hepatitis A, la Escherichia coli enterotoxigénica (ECET) o la diarrea del viajero. También deberían preocuparnos otros microbios como el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina o el Streptococcus, que puede provocar desde faringitis estreptocócica hasta enfermedades necrosantes en casos extremos. En los bañadores también pueden llegar a vivir otros gérmenes comunes como la salmonella o el norovirus, afirmaba Tierno.

El especialista revela que, no obstante a la gran cantidad de organismos que hay en la ropa de baño, “el hecho de que entres en contacto con uno de ellos no significa que vayas a ponerte enfermo".

Por ejemplo, mientras que alrededor de un 25% de las personas convive con estafilococos (un tipo de bacteria que puede sobrevivir en bañadores sin estrenar), la mayoría de estas especies comunes no supone un riesgo de infección.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO