8 cosas que un bebé es capaz de hacer en el vientre de su madre y no sabías [VIDEO]

Las mujeres tienen el don tan preciado de dar vida y albergar durante 9 meses a un pequeño nuevo ser. En este tiempo, los bebés pueden realizar distintos movimientos que muchos padres primerizos desconocen y te diremos a continuación.

La vida es un don muy preciado, pero tener la capacidad de crearla es un milagro, que solo las mujeres pueden lograr. Si bien es cierto que es necesaria la ayuda del hombre, finalmente, son ellas, quienes soportarán por 9 meses la hermosa y, tal vez, traumatizante experiencia de gestar.

Cuando decimos que esta labor puede resultar traumatizante, sobre todo para las madres primerizas, es porque en esta etapa las gestantes experimentarán de todo, no solo mareos, vómitos e hinchazones. Sino peculiares movimientos del feto, que fácilmente se puedne confundir con algo malo, cuando en realidad son lo más normal de este mundo.

Gracias a la ciencia y la tecnología es que hoy podemos saber qué tipo de reacciones y movimientos puede realizar un bebé dentro del vientre de la madre, con total normalidad. Después de ver esto, quedarás convencido de que la concepción es un verdadero milagro.

1.Puede darle hipo

En la semana 27 de gestación, el bebé ya está bastante desarrollado, sin embargo, sus pulmones y algunos órganos internos todavía no están completamente formados. Por ello, el pequeño puede tener algunos episodios de hipo, esto es completamente normal, e incluso algunas madres pueden sentir el cosquilleo provocado por el bebé en el útero.

La razón del hipo es por la etapa de desarrollo en la que se encuentra, ya que el diafragma se ejercita mediante este movimiento involuntario, es como una preparación para poder respirar sin problemas cuando llegue al mundo exterior. No hay de qué preocuparse, lo normal es que el hipo dure desde 5 minutos hasta media hora.

2. Puede dar pataditas y hacer movimientos bruscos

Aunque las madres no lo sientan, desde la semana 15, el bebé comienza a moverse mucho dentro del vientre. Suele acurrucarse, voltear de espaldas y hasta mover sus piernas y brazos, lo más curioso es que sus uñas de pies y manos ya han comenzado a crecer.

Pero, a medida que va creciendo y ocupando más espacio en el útero, las madres pueden sentir las pataditas y los movimientos del bebé un poco bruscos, ya que busca acomodarse de diferentes maneras. Es increíble, pero, en el vientre, el pequeño se siente como nosotros cuando despertamos en nuestras camas cada mañana.

3. Mueve los ojos

A partir de la semana 16, el feto puede mover los ojos, aunque aún no logra abrirlos, pues no están formados del todo. Pero no te preocupes porque para la semana 25 los ojitos de tu bebé ya están casi listos para ver al mundo y hasta puede reaccionar si alguna fuente de luz se asoma mucho por tu vientre. El pequeño intentará cubrirse con sus manitos debido a la molestia que le provoca.

4. Toma un poco del líquido amniótico

Aproximadamente, desde la semana 16, comenzará a desarrollar el sentido del gusto. Algunos estudios del Centro de Monell de los Sentidos Químicos en Filadelfia revelan que el sabor de los alimentos que consume la madre terminan en el líquido amniótico, el cual permite a los bebés saborear lo que sus madres consumen. Otras teorías mencionan que el gusto por las verduras y comida saludable puede ser potenciado desde la gestación.

Conforme el bebé va creciendo, incluso puede sacar la lengua para probar el sabor del líquido amniótico, algo que resulta sumamente curioso.

5. Se chupa el dedito

Desde el vientre materno, el pequeño está aprendiendo a conocer sus extremidades, este acto es un reflejo natural que lo irá preparando para succionar la leche de la madre. Es completamente normal y es algo que comienza a hacer desde la semana 18, cuando apenas mide 14 centímetros. 

6. Escucha y reconoce la voz de su madre

A partir de la semana 19 el cerebro del bebé se ha desarrollado bastante, y en este punto ya se encuentra mucho más agudo el sentido de la vista, el olor, el tacto y sobre todo el oído. Por ello, el pequeño ya es capaz de reconocer la voz de su madre. Muchas mujeres comienzan a hablarle a sus hijos desde esta etapa, lo cual puede resultar relajante para él.

7. Sonríe y bosteza

A las 18 semanas de gestación el bebé comienza a tener mayor actividad, por lo que comienza a bostezar, en algunas ecografías es posible ver a los pequeños con ésta inconfundible expresión. Incluso comienzan a sonreír desde la semana 28, en algunas ecografías se muestran estos gestos de los bebés.

8. Puede orinar

Aunque parezca increíble es cierto. Los bebés deben eliminar lo que su pequeño cuerpo no necesita, así que tras alimentarse de lo que la madre proporciona, los pequeños eliminan las toxinas orinando a partir de la semana 18.

Esto equilibra el líquido amniótico y cambia su composición conforme avanza el embarazo, ya que el bebé llena su vejiga y la vacía cada media hora. No te alarmes, es lo más normal del mundo. Incluso, antes del parto, cuando se rompe la fuente, el color del líquido puede ser amarillento.

MIRA EL VIDEO

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO