¿Qué pasa cuando duermes con los lentes de contacto puestos?

Cirujana óptica reveló las terribles secuelas que pueden sufrir las personas al quedarse dormidas con los lentes de contacto puestos.

Muchas personas creen que no pasa nada si se duermen con los lentes de contacto puestos, pero están totalmente equivocados, pues, lejos de parecer una acción inofensiva y sin mayor importancia, puede traer terribles consecuencias para los ojos.

Así lo reveló Irina Belinsky, cirujana óptica en el Centro Lagone Health de New York University, quien afirmó que los lentes de contacto no fueron diseñados para estar demasiado tiempo en nuestros ojos. Belinsky comparó las lentillas con una esponja de cocina.

“Tienes que limpiarla de vez en cuando y hasta tienes que reemplazarlos porque no siempre funcionan igual”, dice Belinsky.

Y es que dormir con las lentillas puede causar una infección en los ojos, ya que estos objetos atrapan muchas bacterias y microorganismos. Según Belinsky, muchas de las infecciones son leves y se pueden curar con antibióticos, pero hay algunas que son más graves y que pueden dejar secuelas a largo plazo.

“Pueden causar cicatrices en la superficie de tu ojo, que se llama la córnea. Esa cicatriz pueden cambiar tu visión de forma permanente. En algunos casos, una infección puede ser devastadora, causando que el ojo se cicatrice hasta el punto de necesitar un trasplante de córnea o causando que el ojo pierda la visión por completo”, comenta Belinsky.

Asimismo, señala que, si bien no son muy comunes, las infecciones podrían causar hasta la ceguera en las poersonas. Belinsky añade que la mayoría de esas infecciones están asociadas a la mala higiene.

Otra de las consecuencias que puede ocasionar el dormir con los lentes de contacto es que la lentilla de contacto se doble y se quede atrapada en el párpado del ojo. Esto puede causar ojo rojo crónico. En casos raros, se puede encontrar lentes de contacto en el ojo que han estado ahí durante meses, agregó.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO