Mujer murió de cáncer luego de recibir transplante de pulmones de un fumador

La donante fue una mujer de 57 años que fumó un paquete diario de cigarros por treinta años.

Una mujer sufrió desde la infancia de fibrosis quística, un trastorno potencialmente mortal que afecta los pulmones y el sistema digestivo. El rápido deterioro de sus funciones respiratorias hizo que decidiera someterse a un transplante en noviembre de 2015; sin embargo, dos años después falleció de cáncer a los pulmones.

 

La revista Lung Cancer publicó un estudio acerca de este caso. Como explica, la donante era una mujer de 57 años que fue fumadora gran parte de su vida y consumía un paquete de cigarros al día. Lung Cancer suele informar sobre los riesgos que conllevan los transplantes de estos órganos.

 

 

 

“Según la base de datos de donantes, los pulmones que recibió pertenecían a una fumadora”, informaron los médicos oncólogos del hospital universitario de Montpellier, Francia. Según el estudio, las pruebas que se realizaron en el momento de la muerte de la donante no revelaron nada fuera de lo común. Presentaba muerte cerebral.

 

En junio de 2017, la paciente que había recibido los pulmones fue ingresada de emergencia al hospital. Permaneció internada en la unidad de oncología torácica por dos meses hasta su muerte. La causa era cáncer pulmonar. Fue tan acelerado que no dio tiempo de practicar terapia alguna. Los síntomas de este tipo de cáncer corresponder al causado por el tabaco.

 

 

 

Al parecer, la carcinogénesis se inició en la vida de la donante y el crecimiento acelerado fue producto de los tratamientos inmunosupresores que la paciente recibió para evitar que su cuerpo rechace los nuevos pulmones. El doctor Jean-Lois Pujol recomienda que los transplantes de donantes fumadores sean tratados con precaución.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO