“No beses bebés que no son tuyos”, comentó la madre de la recién nacida fallecida

Presley Trejo perdió a su hija de doce días luego de que le contagiaran herpes a través de un beso.

Emerson Faye tenía solo doce días de nacida cuando falleció al contraer el virus de herpes simple. Sus padres Presley y Elias Trejo de Texas, Estados Unidos, se despidieron de su hija que no había cumplido ni dos semanas de vida.

 

A través de su cuenta de Facebook, la madre quiso crear conciencia sobre este tema. Decidió romper el silencio y compartir el trágico momento con tal de evitar que esto le ocurra a otra familia.

 

 

 

“No iba a decir nada aún, pero estoy cansada de las especulaciones y es tiempo de advertir sobre la terrible enfermedad que se llevó a nuestra bebé”, inicia Presley en la publicación de la red social. “Emerson falleció por el virus llamado HSV-1. Es el virus de herpes simple, más conocido como virus de herpes labial o beso de la muerte para los infantes. Para los adultos no es gran cosa, pero para los niños con poco o sin un sistema inmune es fatal”, prosiguió la madre.

 

“Cuando alguien que tiene el virus en su sistema besa a un bebé, este se esparce con facilidad. Puedes tener el virus y no saberlo. No tienes que tener un resfrío para transmitirlo, este se encuentra en la saliva. Primero ataca al cerebro y aparece como un tipo de meningitis y luego se expande a todos los órganos. Ocurre tan rápido que no te das cuenta que el bebé está enfermo”, explicó la madre sobre cómo se contagia y afecta el virus de herpes simple.

 

 

En el caso de Emerson, cuando sus padres la llevaron al hospital su hígado había dejado de funcionar y sus riñones también. Sufría de múltiples convulsiones hasta que tuvo muerte cerebral. Su corazón había dejado de latir y estaba sobreviviendo gracias a las máquinas. “Mi hija estaba con soporte vital y yo tuve que ser la encargada de desconectarla. Una madre nunca debería enterrar a sus hijos. El virus se la llevo a los 12 días y tuve que presenciar como moría lentamente. Ahora tengo que vivir el resto de mi vida sin ella”, agregó.

 

La afligida madre rogó a todo aquel que esté leyendo que, por favor, dejen de besar a los niños que no sean propios y a la hora de cargar a un recién nacido asegurarse de que las manos estén limpias.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO