La iban a casar a los 13 años, pero ella arruinó su propia boda. Conoce la historia de Monika

Tenía solo 13 años, cuando sus padres la iban a obligar a casarse con un desconocido, pero una valiente decisión de la adolescente el mismo día de su boda detuvo el matrimonio

Pese a que la ley lo prohíbe, la India sigue siendo uno de los países con mayor tasa de matrimonios infantiles, en los que obligan a casarse a niñas menores de 15 años con hombres mayores en busca de estabilidad económica o “un mejor futuro para ellas”. Sin embargo, muchos de estos casos acaban en abusos, pedofilia o acoso sexual.

El caso de Monika, una niña de India, probablemente, terminaría como uno de aquellos casos, pero una valiente decisión de esta niña cambió el giro de la historia.

Foto: Peter Leng / Neha Sharma

Era 4 de noviembre y Monika tenía solo 13 años, cuando sus padres le dijeron que se iba a casar con un desconocido, pese a que, legalmente, la edad suficiente para contraer nupcias sea a los 18 años. 

Su padre, Ganesh, y su madre, Sita, le informaron a Monika que para su fortuna, le habían conseguido un marido de 22 años que pudiera cuidar de ella. "Mamá y papá me dijeron que habían encontrado un niño para mí en Churu (a 185 kilómetros de distancia de su casa) y que era muy amable, educado y trabajaba como obrero", contó Monika a la BBC.

Sin embargo, cuando Monika pidió más información a sus padres sobre este hombre, ellos le dijeron que nunca lo habían visto y solo le mostraron una foto. En realidad tenía 22 años.

PUEDES VER: HOMBRES MAYORES SE CASAN CON NIÑAS MENORES DE 15. EN EE.UU. HAY MÁS DE 250,000 CASOS

Monika acató la decisión de sus padres en un primer momento, pero después reflexionó sobre la vida que la esperaría de casarse con este desconocido. Es ahí cuando decide hablar con sus padres y tomar una valiente decisión.

“Sentía que era muy joven y que no debería casarme. Quería estudiar y ser maestra. (…)Nadie me permitiría jugar o hablar y me tendría que encargar de todas las tareas del hogar. Mi familia política me obligaría a hacer montones de trabajos y solo trabajo”, cuenta Monika.

Foto: Peter Leng / Neha Sharma

Sus padres sabían que estaban haciendo algo malo, pero la necesidad económico, los obligaba a casar su hija, según señala la BBC.

Es así que, teniendo ya todo listo para la boda, Monika decide llamar a “Childline”, línea nacional para la ayuda de los niños. Faltaban pocas horas para su boda, se armó de valor y marco “10098”, de inmediato alguien contestó y ella rogó por ayuda.

"Llamé y no sé quién descolgó el teléfono, pero les dije todo, que soy joven y no quiero casarme y quiero estudiar más. Les pregunté '¿pueden hacer algo que detenga mi matrimonio?', y recuerdo que el operador de esta línea de ayuda (en Delhi) intentó calmarme. Tomaron detalles de mi ubicación y el momento de la boda. El mensaje fue 'no te preocupes, estamos en camino", cuenta Monika.

Los agentes de la Policía tomaron su ubicación y llegaron hasta la casa de Monika, justo cuando ya estaba todo listo para la boda. Monika se encontraba ya con su vestido de novia y cuando vio que los agentes llegaron para ayudarla solo sonrío.

Los agentes sentenciaron a la familia para que no vuelvan a hacer algo parecido, de lo contrario, les darían pena de cárcel.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO