¿Clases universitarias para encontrar pareja y tener hijos? Este el país donde es una realidad

Algunos de los países más desarrollados atraviesan el grave problema de su escasa tasa de natalidad y su población longeva. Ante ello, uno de estos países ha implementado peculiares cursos sobre la familia y el matrimonio en la universidades, con el fin de enseñar a los jóvenes cómo encontrar pareja y formar una familia.

¿Te imaginas ir a la universidad para que te enseñen cómo encontrar pareja y tener hijos? Sí, aunque suene increíble, esta es una realidad en Corea del Sur, donde los universitarios llevan cursos de “Matrimonio y familia” para adquirir conocimientos sobre las relaciones y, con ellos, intentar conseguir una pareja para casarse y formar una familia.

LEE TAMBIÉN: Estos son los países del mundo donde faltan hombres

Así lo reveló recientemente a BBC Mundo una de las profesoras de estos peculiares cursos, quien señaló que estas clases “tienen como objetivo ayudar a los jóvenes a entender mejor las relaciones y, tal vez, a encontrar la pareja adecuada”.

Y es que estos cursos son parte de las iniciativas que ha emprendido el país asiático para abordar uno de sus graves problemas: se está quedando sin población joven y es uno de los países “más viejos”-por su población- con menor tasa de natalidad del mundo.  Esto, debido a que los jóvenes no se están casando y los que sí, no tienen muchos hijos, señala BBC.

Corea del Sur registró el año pasado su peor índice de natalidad en la historia con 1,05 hijos por mujer, muy por debajo del nivel de 2,01 necesario para mantener estable a la población.

Pero además de ello, se suma el cambio de los tradicionales roles de género que sufrió el país desde que su economía empezó a crecer, en 1960, y dio pase a una nueva generación: la “generación Sampo”, que significa "renunciar a tres cosas": cortejo, matrimonio y crianza de hijos.

 

PUEDES VER: Cambio climático: Estos son los países que sobrevivirían

Según afirma la profesora Eun-Joo Lee, de la Universidad Dongguk, en Seúl, los jóvenes solo se esfuerzan por conseguir trabajo y ser financieramente independientes.

"La gente a mi alrededor no quiere casarse porque cuesta mucho criar bebés y enviarlos a la escuela", comenta Ji-Won Kim, de 24 años, una de las estudiantes de Lee.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO