Ladrones que roban sin piedad, pero al ser capturados lloran desconsoladamente [VIDEO]

No tienen ningún reparo en cometer sus fechorías, pero cuando son intervenidos por las autoridades, lloran desconsoladamente pidiendo perdón, esa es la estrategia que suelen usar muchos ladrones para evitar ir a la cárcel. 

Atracan a sus víctimas sin ningún reparo, pero a la hora de ser capturados lloran desconsoladamente y suplican perdón para no ser encarcelados. Así reaccionan miles de delincuentes que son atrapados cometiendo sus fechorías.

La muerte de sus parientes, falta de dinero, decepción, entre otras, son algunas de las excusas que utilizan estos sujetos, acompañadas de escandalosas actuaciones, en un intento por conmover a los agentes policiales y evitar ser llevados a la comisaría.

Su estrategia por despertar la compasión de las autoridades llega tan lejos que, sin ningún escrúpulo, algunos mencionan a sus padres y a su familia para pedirles perdón, prometiendo y jurando que nunca más volverán a cometer un delito, como el caso de Gerson Miguel Huamán Gómez, alías 'Miguelito', quien fue capturado por la PNP el año pasado luego de arrebatarle la cartera a una mujer, en Los Olivos.

"¡Mami! ¡Te amo, mami, te amo un montón! ", exclamaba entre lágrimas 'Miguelito' en un video grabado por uno de los agentes, mientras que Carlos Cortéz Mancha (20), otro delincuente apodado como ‘Carlitos’ señala que la decepción por la muerte de su mamá lo llevó a cometer su fechoría.

"Si estuviera sano no lo hago porque chambeo en seguridad, en el Callao. Mi viejita se ha muerto y estoy decepcionado. Esta es la primera y última vez", se escucha decir al ladrón entre lágrimas.

Mira un video de algunos de estos delincuentes que lloran desconsoladamente tras ser capturados:

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO