• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Crean robots que podrán viajar a través de nuestra sangre y así funcionarán (VIDEO)

Por primera vez en la historia, se han creado los primeros robots microscópicos del mundo, y podrán ser controlados por señales electrónicas estándar.

Crean robots que podrán viajar a través de nuestra sangre y así funcionarán

Crean robots que podrán viajar a través de nuestra sangre y así funcionarán

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 27 Ago 2020 | 18:02 h

La Universidad de Cornell (EEUU) ha presentado su último invento: los primeros robots microscópicos del planeta. La casa de estudios asegura que son tan diminutos que incluso, en un futuro podrían viajar por el tejido y la sangre humana.

Estos robots son tan pequeños como un paramecium, es decir un microorganismo. Su tamaño exacto es de aproximadamente cinco micrones de grosor, 40 micrones de ancho y varían de 40 a 70 micrones, según el portal Slash Gear. Esta creación a nanoescala es la primera en la historia de la humanidad. Anteriormente solo se había registrado en gráfica algunos sensores diminutos y máquinas de origami.

aweita.pe

¿Cómo funcionan los robots microscópicos?

Hasta ahora, se sabe que los robots microscópicos cuentan con componentes semiconductores, de esta forma tienen la capacidad de ser controlados por señales electrónicas estándar. Según sus creadores, estos diminutos dispositivos fueron capaces de caminar gracias a dichas señales.

Cada uno de los dispositivos tiene un circuito simple hecho de silicio fotovoltaico, y este funciona como el torso y cerebro del robot. Además posee cuatro actuadores electroquímicos que funcionan como piernas. "Crear las piernas del pequeño robot fue muy difícil. No había minúsculos actuadores activables eléctricamente que se pudieran usar para los robots, por lo que tuvimos que inventarlos y combinarlos con la electrónica", declararon los científicos.

En este video que publicó la universidad estadounidense, se destacan los beneficios que podría generar este invento. Uno de los ejemplos que exponen es la verificación de regiones sensibles del cuerpo humano, como del cerebro. "Al examinar un tumor en el cerebro, en lugar de mirarlo a través de los rayos X, podríamos inyectar miles de estos dispositivos y rodearlo para estudiarlo con más detalle", dijeron.