El orgasmo femenino, ¿cómo obtenerlo? Las 8 razones por las que muchas mujeres no llegan

Según las estadísticas, una de cada tres mujeres no llega al orgasmo durante el sexo. ¿Cuáles son las razones y qué se puede hacer para solucionarlo? Un sexólogo experto en el tema lo aclara.

Si tienes que pensar y tratar de recordar si has llegado al orgasmo, entonces no lo has conseguido. Tranquila, es más normal de lo que parece. “Según las estadísticas, una de cada tres mujeres tiene dificultades para alcanzar el clímax”, explicó el psicólogo clínico experto en sexología Fernando Villadangos. Para que puedas celebrar el día del orgasmo femenino el próximo 8 de agosto, el sexólogo Héctor Galván te brinda las siguientes sugerencias.

En el orgasmo hay muchas cosas que se deben tener en cuenta. Factores psicológicos, emocionales, físicos y hasta hormonales pueden estar obstaculizando que llegues al este durante el sexo.

1. Falta de estimulación

juego-previo

La falta del diálogo entre las parejas heterosexuales hace que la estimulación previa no sea suficiente. No se trata sobre el poco tiempo necesariamente. Las parejas lesbianas charlan más acerca del sexo y esto hace que, a comparación de las mujeres heterosexuales, logren llegar al orgasmo con mayor facilidad.

“En consulta aparece mucha veces la realidad de que ni hombres ni mujeres suelen masturbar bien a sus parejas porque no existe diálogo sobre lo que cada uno está sintiendo”, declaró el director clínico del Instituto de Madrid de Psicología y Sexología, Héctor Galván, en una entrevista con BBC Mundo. “A veces las mujeres nos plantean que el hombre no sabe estimular el clítoris o que a veces les producen algo de daño y cuando les preguntas si lo han hablado con la pareja, dicen que no por temor a herir sus sentimientos o porque les da vergüenza”, agregó Galván.

Una solución para algunas mujeres es la masturbación. Muchas no saben lo que les gusta y una manera de descubrirlo es a través de la exploración propia del cuerpo. “Hay mujeres que empiezan con la estimulación de la pareja a través de la penetración y les gusta alcanzar el orgasmo justo al final estimulándose ellas. Cualquier fórmula es válida”, expresó el experto.

2. Experiencias negativas en el pasado

trauma

Hay casos en los que una situación traumática hace que tener relaciones sexuales en el presente no sea algo placentero. En muchos casos el deseo sexual desaparece por completo.

“En este tipo de situaciones hay que hacer bastante trabajo individual. Es muy delicado porque la situación que vivió puede provocarle mucha vergüenza o miedo y, en algunos círculos, puede causar que sea rechazada”, explicó Galván al medio internacional.

3. Estrés

Muchas mujeres se acercan a su consultorio y le cuentan que lo que les impide disfrutar del sexo es la religión conservadora o religiosa que recibieron en su niñez. Sin embargo, este número es pequeño comparado con aquellas a las que el estrés no las deja relajarse ni en la relaciones sexuales.

“Para que el organismo llegue fácilmente al orgasmo es necesario que haya un grado de relajación alto”, comunicó el experto. Puedes estar excitado y sentir deseo, mas esto no es suficiente para llegar al clímax.

4. Quedarse callada

Nadie es adivino. La persona con la que estás teniendo relaciones sexuales no puede saber lo que te gusta o no si es que no se lo comunicas. Peor aún si finges el orgasmo y le haces creer que lo que está haciendo está bien.

“A muchas personas les cuesta durante las relaciones ir dirigiendo a la pareja, ir pidiendo ciertos cambios, ciertos ajustes, en la práctica sexual”, explicó el sexólogo a BBC Mundo. Héctor Galván comentó que en ocasiones las mujeres se acercan solas a su consultorio pues temen decirle a sus novios o esposos que duran muy poco durante el acto sexual. La buena noticia, informó el experto, es que la eyaculación precoz tiene un tratamiento sencillo.

5. No sentir deseo sexual

Embarazada

Según informó el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS) el embarazo es una de las etapas con menor deseo sexual al igual que el momento después del parto. El estrés y la menopausia también son factores importantes. Los niveles de testosterona de las mujeres caen y eso hace que no disfruten del sexo.

La depresión, traumas psicológicos y el uso de ciertos medicamentos y desórdenes hormonales también tienen un impacto significativo en el bajo apetito sexual, según informó BBC Mundo.

6. Autoexigencia

Muchas pacientes, comentó Héctor Galván, son controladores, obsesivos o perfeccionistas. “Cuando en una determinada ocasión, una persona que habitualmente llegaba al orgasmo no lo consigue empieza a observarse, a comprobar si puede alcanzar el orgasmo. Esa actitud hace imposible conseguirlo porque ha creado una tensión enfocada en su propio rendimiento” declaró el sexólogo a BBC Mundo.

7. Dolor durante el sexo

Dolor sexo

El vaginismo, la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina, hace que las el sexo resulte doloroso, explica el NHS. “Puede ocurrir si la mujer asocia las relaciones sexuales con el dolor o con algo 'malo' o si ha sufrido un trauma vaginal durante el parto o una episiotomía”, señala la institución según informó BBC Mundo.

Galván agregó que la dispareunia, que es más común que el vaginismo según su opinión, provoca fuerte ardor en la mujeres durante y después del acto sexual. “Cuando el cerebro hace el vínculo entre la sexualidad y el dolor luego va a repercutir en el deseo sexual y, por ende, se van a evitar las relaciones sexuales”, agregó durante la entrevista.

8. Problemas de pareja

Si no te sentiste identificado con ninguno de los problemas mencionados anteriormente, otra posibilidad es que en la pareja existan problemas ocultos a simple vista. En este caso no solo la vida sexual se vería afectada, sino también otras esferas de la pareja.

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO